Templete

:Que el líder panista de Durango Víctor Hugo Castañeda Soto se sumó al reto “Ice Bucket Challenge” y retó  a Otniel García Navarro, dirigente estatal del PRI, la diputada local priista Aly Gamboa y el legislador panista José Luis Amaro Valles a tirarse el cubetazo de agua fría, aunque con una variante: ahora quiere respaldar a los enfermos en etapa terminal de cáncer, que sí es un problema de salud que afecta a los mexicanos, a diferencia de la esclerosis lateral amiotrófica, que cuenta con pocos casos en México a diferencia de Estados Unidos y Europa. Lo que no se supo es a cuánto ascendió la cantidad que donó al organismo internacional, porque no se trata sólo de quedarse frío con el agua, sino de ponerse “guapo” con algún donativo.

:Que los miembros del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada (CLIP) se reunirán otra vez este sábado, de manera extraordinaria y todo parece apuntar a que el tema será la Ley de Ausencia por Desaparición. No están conformes con la explicación de los legisladores, quienes por otra parte aceptaron que existen lagunas en la ley, pero no hablaron de derogarla, como quieren los empresarios. Parece que el tema escala y es probable que no sólo tres empresas se vayan de Torreón a Durango como ya lo habían anunciado los empresarios laguneros.

:Que  ya hay un candidato para presidir el Partido Acción Nacional de Durango se registró Juan Quiñonez Ruiz y llevó como compañero de fórmula a José Antonio Ochoa Rodríguez. Según Quiñonez hay “piso parejo” para todos los candidatos. Otros que también quieren dirigir al PAN son Pedro Torquero y José Luis López Ibáñez. Aquí el dato es quienes acompañan a Quiñonez: como secretario general José Antonio Ochoa así como Salomé Elyd de Katsicas (Lerdo), Brenda Sujey Freyre (Gómez Palacio), Melina Campa (Ocampo), Amparo Rojas (Santiago Papasquiaro), Gilberto Graciano (Canatlán), Andrés Cabello (Guadalupe Victoria) y Rafael Gándara (Pueblo Nuevo).

:Que  muchos priistas esperan que los alcaldes de Lerdo Luis de Villa y Gómez Palacio Pepe Campillo puedan superar la producción de sus informes en la siguiente edición. Los videos presentados recibieron un nueve por la producción, pero los mensajes fueron muy largos, cansados y como que provocaban que los alcaldes se “enclocharan” y desesperaran a los invitados especiales. Pueden tomar ejemplo del presidente Enrique Peña Nieto, fue más sencillito, pero elegante.


templete@milenio.com