Templete

:Que al contrario de otros funcionarios del gabinete riquelmista, la Directora del Medio Ambiente Susana Estens, se ha ganado la confianza por su diplomacia, prudencia y por no tener «pelos en la lengua» cuando de opinar se trata, aunque siempre con tacto. Tuvo la fortuna de integrar un equipo con gente de su confianza y ahí contó con el respaldo del jefe. Se ha ganado el respeto del gremio y eso ya es mucho decir. Entre lo mejorcito de la administración por supuesto se cuenta con esta servidora.

:Que para tener derecho «al premio mayor» que significa ser Gobernador de Coahuila hay que cumplir tres requisitos: Tener boleto, ser candidato y ganar la elección en 2017. Hasta estos momentos los únicos en el PRI con boleto asegurado son Miguel Riquelme por ser Alcalde de Torreón; Chema Fraustro, Diputado Local Electo y próximo líder del Congreso Local, además de personajes que aunque no forman parte de este grupo, si tienen peso político. 

:Que otros boletos en juego serán los que logren ser candidatos a Diputados Federales en 2015, ganen la elección y tengan la fuerza requerida. 

:Que ante este escenario perfiles ya conocidos en el PRI y que en su momento perdieron la lucha por la gubernatura como Óscar Pimentel, Javier Guerrero y Alejandro Gutiérrez quien fuera Candidato a Senador en 2000 y Diputado Federal en 2006 deben primero ganar la candidatura y después la elección a Diputados Federales en 2015 para tener boleto y ser considerados a la gubernatura de Coahuila. 

:Que además de los perfiles ya conocidos existen dos perfiles frescos en el PRI  que pueden dar la sorpresa y tener boleto para la sucesión del 2017, al ser candidatos a diputados federales y  ganar la elección, principalmente Enrique Martínez y Morales y en segundo término  Jericó Abramo Masso, el primero por su afán transformador y dignificar la política y grupo que lo respalda, y el segundo por haber sido un exitoso alcalde de Saltillo. 


templete@milenio.com