Templete

:Que el único personaje que sigue “en capilla” en la administración municipal de Torreón, encabezada por Miguel Ángel Riquelme, es Jorge Ricardo Handam Huereca, el director de Protección Civil. Y todo porque este personaje no actúa a la velocidad que le imprime su jefe. Al parecer, Handam, de quien sus amigos expresan maravillas, le anda queriendo “echar ganitas”, pero el alcalde, dicen sus allegados, lleva mucha prisa. No lo puede alcanzar. Así que probable cambio en esa dirección.

:Que a quienes se les vio compartiendo “el pan y la sal” en un espacio público fue a la directora interina de Cultura Ruth Idalia Ysáis Antuna y a Lucrecia Martínez, miembro, suponemos aún del consejo de cultura, de Torreón. Ambas se veían animadas, quienes las vieron presumen que estuvieron acordando acciones para encaminar el barco cultural a mejores rumbos con todo y creadores incluidos. Persiste la idea de que Ruth intenta demostrar a su jefe que puede con el paquete, para empezar en el terreno de la diplomacia con los intelectuales. Busca sumar, no restar. Al tiempo.

:Que José Refugio Sandoval, el actual legislador local por el PVEM, tiene interés en buscar la candidatura a una diputación federal en el próximo proceso electoral. Por lo mismo, se le ve más frecuentemente por La Laguna hablando de sus propuestas legislativas. La más reciente que se eleven los castigos a quienes cometen delitos empleando juguetes que simulan ser armas de fuego. Como sea, Sandoval sabe que su designación como candidato dependerá de la dirigencia nacional y del resultado de las encuestas que se apliquen para medir las posibilidades de cada aspirante. Por cierto, le gusta el quinto distrito.

:Que a Jorge Dávila, el alcalde de Parras de la Fuente, Coahuila no se le localiza en la presidencia municipal ni con señales de humo. En esta era del Twitter y del Facebook, de los teléfonos inteligentes y del skype, herramientas todas que facilitan la ubicación de cualquiera en cualquier punto del planeta, al presidente municipal de esa hermosa zona vinatera es materialmente imposible contactarlo. En al menos cuatro semanas que se han realizado recorridos por Parras para dar cuenta de los hechos informativos que ahí acontecen, el presi, muy tímido por cierto, pareciera que se esconde. El caso es que nunca está disponible para entrevistas. ¿Qué ocultará?


templete@milenio.com