Templete

:Que todo el color del proceso electoral se resumió en dos hechos: uno, las boletas de la votación que aparecieron con un “no fue penal” y que se hicieron circular en servicios de mensajería instantánea de los teléfonos inteligentes y dos, el voto para ELLA, en el recuadro que correspondía a la panista Luz Natalia Virgil Orona. Por cierto, ambos documentos facilitados por un legislador a través del whatsApp.

:Que eso más que “salvar” la jornada informativa del mortal aburrimiento que representó el proceso electoral coahuilense, dejó muchas reflexiones a los políticos en ejercicio público: “que los coahuilenses están cansados de los comicios”, “que los candidatos y sus propuestas no “arrastraron” a las multitudes a las casillas”, “hartazgo de los candidatos propuestos” y que “Leopoldo Lara Escalante, el responsable del IEPEC, se desubicó porque habló de una “copiosa” votación, seguro se refería a Nayarit, no a Coahuila”. Todas esas reflexiones fueron expresadas por diputados y funcionarios públicos de diversas ideologías, un tanto decepcionados de que la gente no abarrotó las casillas. ¿Qué esperaban?

:Que el famoso “acarreo” no fue tan simple como en otros procesos electorales. Trascendió que los responsables en cada partido político sufrieron porque las “huestes” no sólo no querían participar, sino que castigaron con el látigo de su desprecio a sus líderes. Por más apoyitos que otorgaran, no pudieron hacerlos reaccionar. Cuentan los testigos que los promotores acudieron a tocar a la casa de cada vecino para invitar a votar, pero ni así.

:Que quien se aventó la dominguera fue, otra vez, Leopoldo Lara Escalante, dijo que las boletas con el “No fue penal” no representaban un asunto delicado, a pesar de que los ciudadanos se tomaron el tiempo para acudir a la casilla y luego expresar su malestar, no su buen humor, por cierto, contra el proceso electoral. Es lo más irónico. Pero Lara insiste en que fue una broma propia del Mundial. Si claro.

:Que Luz Natalia Virgil Orona se tomó el tiempo para que desde el call center de su campaña se enviara un mensajito a la gente de su distrito. Gracias, decía, por regalarle este día a México. Sin tu tiempo, tu esfuerzo y tu participación la democracia no sería posible. El resto de los candidatos estaba infartado con el PREP.


templete@milenio.com