Templete

:Que la senadora panista de Coahuila Silvia Garza prefirió quedarse en Coahuila para atender a su líder Gustavo Madero que asistir a la sesión extraordinaria realizada en el Congreso de la Unión, a donde sí asistieron otros de sus compañeros de partido. Su prioridad, parece, no es discutir los temas prioritarios para el desarrollo del país, sino el estar al lado del dirigente Madero.

:Que la legisladora, según sus compañeros de partido, sigue en pie de lucha contra los del Club de Toby en la Comarca Lagunera, aunque se insiste que en realidad su interés en hacerse presente con Madero y su equipo es para obtener la candidatura a la alcaldía de Monclova y no arrebatarle la oportunidad a otros de ser pre candidatos a gobernador.

:Que del lado del PAN los agoreros del desastre señalan que en La Laguna de los cuatro distritos de Torreón se pueden perder tres y ganar uno: por la baja participación que esperan de los electores, lo reducido de los tiempos de las campañas, las divisiones y bloqueos internos y la inexperiencia -como candidatos- de sus abanderados.

:Que lo que realmente sorprende es que del lado priista algunos militantes, no del primer círculo de poder, señalan dificultades en varios distritos para sus candidatos y perciben que se pueden perder dos en Torreón, dos en Saltillo y dos en la zona de Monclova. En el caso de Verónica Martínez cuenta con todo el respaldo de los Salomones y le auguran éxito. Eso es lo que se escucha en los corredores tricolores. Las especulaciones están a la orden del día.

:Que Juan Ávalos, el diputado priista, tiene la mejor de las enseñanzas de su mamá. Cada sábado invitaba a una persona de la tercera edad de condiciones económicas precarias a desayunar a su casa. Los hermanos de Ávalos tenían que atender al invitado. Esa enseñanza se le grabó. “El ejemplo es una orden silenciosa”.


templete@milenio.com