Templete

:Que hoy estarán el líder nacional del PRI César Camacho Quiroz y la Secretaria General Ivonne Ortega en Coahuila para respaldar a los candidatos a diputados locales. Visitarán por la mañana Saltillo y por la tarde, estarán en las instalaciones de la Expo Center, de Torreón. Por cierto, los priistas de Coahuila y Nayarit esperan varias visitas de sus líderes a nivel nacional ya que tienen todo el tiempo del mundo por ser las únicas dos entidades en las que, gracias a Dios habrá elecciones, este 2014. Eso de estar escuchando discursos concebidos en el pasado es una verdadera monserga.

:Que no se puede decir lo mismo de Gustavo Madero ratificado recientemente como el líder nacional del panismo, pero que no ha dado muestras de incorporar a la gente de Ernesto Cordero en la comisión permanente y el organigrama del PAN nacional. De visitar Coahuila y Nayarit, Madero pudiera avivar las heridas aún no sanadas de los grupos que lo apoyaron, lo cual es un veneno en tiempos electorales. Aunque otros personajes aseguran que al interior del PAN la “simulación” de división que viven es para desconcertar al “adversario”.

:Que hay militantes del priismo y del panismo que opinan que Coahuila y Nayarit cuantitativamente pudieran parecer no estratégicos porque votan un promedio de 1.2 millones y 500 mil electores respectivamente lo que da un total de 1.7 millones equivalente a solo 2.12 por ciento de los 80 millones de la lista nominal nacional. 

:Que cualitativamente, insisten, sí son muy importantes para el PAN, el PRI Nacional y el círculo íntimo de Enrique Peña Nieto, ya que serán una muestra representativa para pulsar al votante a nivel nacional. Para los priistas, de todo lo hecho y por hacer del sexenio Peñista, y lo más importante, para tomar las decisiones tanto políticas como administrativas que el desenlace electoral del 6 de julio indique. O eso quisieran creer.

:Que un grupo de propietarios de predios en la Colonia El Huarache, del Ejido Carlos Real en Lerdo, Durango se encuentran en una situación de indefensión, luego que sus propiedades se encuentran en el limbo legal. Al parecer, en tiempos en que el gobernador era Ismael Hernández Deras se llevó a cabo una sensibilización con todos los habitantes de algunos ejidos para que juntaran una serie de documentos y a la vez  hicieran una serie de pagos para que sus terrenos fueran legalizados.

:Que con toda esa serie de trámites los terrenos dejarían de ser ejidales y el gobernador se comprometió en aquel momento públicamente a dar a cada uno de los habitantes que habían cumplido con los trámites su título de propiedad, equivalente a una escritura. Sin embargo, a más de siete años la documentación no ha llegado y todo porque los legisladores locales no han hecho su trabajo. El tema puede escalar, porque la inconformidad puede traducirse en manifestaciones.


templete@milenio.com