Templete

:Que quien se ha estado “moviendo” en contra de los posibles aspirantes panistas a la candidatura por el gobierno del estado de Coahuila es la senadora Silvia Garza. Y todo porque la legisladora monclovense tiene aspiraciones en ese terreno. Quiere ser la “ungida. Es obvio que ve en los laguneros Luis Fernando Salazar, Jesús de León Tello, Guillermo Anaya y Marcelo Torres Cofiño probables rivales. Dicen que ha emprendido una estrategia para disminuir la influencia de estos políticos en la capital. Lo peor para los laguneros: es escuchada.

:Que aún con la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y un escenario poco probable donde el PRI perdiera 8 de los 16 distritos a disputarse en la elección local, todavía no tendría problema para lograr la mayoría absoluta, por tener derecho a plurinominales y a los provenientes de la “chiquillada”. En la siguiente elección local, la de 2017, esta “ventajita” ya no existiría.

:Que es necesario hacer una reflexión: cuando el PAN tenía presencia legislativa en el Congreso del Estado de Coahuila para impedir una reforma constitucional que dio origen a la normatividad electoral vigente en la entidad, no fueron hábiles para defender su presencia. Se prestó poca atención a estos temas: coaliciones, trasvase de votos y el auxilio de partidos satélites.

:Que es posible que este viernes esté en Coahuila el dirigente del PRI a nivel nacional César Camacho para encabezar una serie de mítines en varias regiones del estado. Aunque aún no se confirma agenda, es mas que seguro que encabece acciones de apoyo a toda la banda en La Laguna.

:Que Luis Gurza, candidato de la coalición PRI, Verde y partidos que le acompañan, ha tenido que enfrentar “hocicos torcidos” entre priistas que se sentían con mucho derecho a ser candidatos y quedaron terriblemente decepcionados por el desaire. Sin embargo, y a pesar de las caras largas, Gurza está sumando con todos los liderazgos que puede. Parece ser que el distrito 9 es el que pinta para interesante. En el resto, a menos que se generen resultados fuera de pronóstico.