Templete

:Que hoy el Diputado Simón Hiram Vargas Hernández del Partido Nueva Alianza eleva una iniciativa ante el Congreso de Coahuila. Se trata del Proyecto de Decreto para la Creación de la Ley de Firma Electrónica para el Estado de Coahuila de Zaragoza. El objetivo es disminuir el riesgo de falsificación de documentos. Vargas asegura que la probabilidad de falsificación con la firma autógrafa, va de uno en diez mil, mientras que en una Firma Electrónica es de uno en diez millones.

:Que el legislador expresó que la Firma Electrónica es uno de los más importantes avances tecnológicos que se han utilizado para garantizar las voluntades de las y los ciudadanos, manteniendo la misma validez jurídica que con la firma autógrafa y al mismo tiempo generando ahorros en insumos.

:Que cuando Ernesto Cordero, candidato del PAN a la dirigencia nacional del instituto político habló de Guillermo Anaya Llamas y Luis Fernando Salazar y las acusaciones de enriquecimiento ilícito proferidas por Rodolfo Walss, tuvo un ligero “enredo”. No podía dejar pasar la pregunta y tampoco denostar. En realidad, intentó una salida diplomática pero se complicó y de su equipo de campaña las explicaciones abundaron: fue malinterpretado, señalaron. En realidad quiso decir que no habrá protección para nadie. Y de Anaya y Salazar, que los investiguen. No le consta que sean corruptos. El que sufrió fue Jesús de León Tello.

:Que a Ricardo Hamdan, responsable de Protección Civil en Torreón, será muy difícil que lo retiren del cargo aunque cometa errores en su gestión. No es porque esté en “la curva de aprendizaje” y su jefe le tolere los errores. Por ahí se rumora que a Hamdan no lo retiran porque es la “cuota” de otro político: Paco Dávila.

:Que Julieta Hernández Camargo, dirigente de “Si hay mujeres en Durango” acusó a los legisladores priistas de cerrarse al diálogo y al debate sobre el matrimonio entre parejas del mismo sexo. Las declaraciones de funcionarios del poder judicial le han puesto el cabello de punta a organismos defensores de derechos humanos y ello provoca la visión de que las autoridades estatales son homofóbicas. Hernández Camargo insiste en que se está violentando la Constitución Mexicana con estas acciones.


templete@milenio.com