Templete

:Que apenas dijo el alcalde, de Gómez Palacio Pepe Campillo que estaban dos de sus colaboradores “en capilla”, cuando las aguas se removieron. Ahora las apuestas corren para ver si quienes están con “la espada sobre el cuello” trabajan con el tema de la equidad de género o con los jóvenes. Los regidores de oposición, por su parte, señalaron que Campillo debía de dar de baja a todo el gabinete –tampoco hay que exagerar- por ineficiente. Es más que probable que con esa advertencia, en realidad quiera meter un sustito a sus mandos.

:Que como Campillo no aclaró quiénes son esos funcionarios que pudieran perder los cargos, ahora sus detractores ya comenzaron a “balconearlo” con situaciones engorrosas, anticipando que los ceses pudieran venir por esas áreas. Recalcan que Campillo no tiene química con el director de Obras Públicas Fernando Uribe Novella, ni con Guillermo Morales Aguilar, el director del Sistema Descentralizado de Agua Potable y Alcantarillado (SIDEAPA).

:Que en el caso del segundo, quien ya lo metió en un problema por el conflicto Chapala, es probable que el alcalde gomezpalatino no pueda hacer gran cosa porque, al parecer, Morales es un profesionista recomendado de la capital. Más vale que Campillo aclare quiénes son sus colaboradores más débiles y no deje las cosas al aire, porque hay muchas almas piadosas y bien intencionadas que dan razones de peso (y las ventilan) para deshacerse de uno, dos y hasta tres directores.

:Que los regidores panistas ya sacaron las uñas y le pidieron a Morales Aguilar, director de SIDEAPA, la nómina de los empleados y trabajadores de base y de confianza al servicio del organismo operador, más los estados analíticos de las cuentas de deudores diversos, proveedores y acreedores. El dato duro es que manejan cifras que pudieran colocar en aprietos a la paramunicipal. Según los ediles de la oposición: la recaudación va a la baja, el gasto en nómina al alza y el adeudo con la CFE: creciendo.

:Que el legislador panista Marcelo Torres Cofiño no habla de sus metas futuras, pero con sus actos lo “grita”. Descansa haciendo adobes, ni en Pascua se toma un “relax”. Ayer se puso a recorrer colonias para ofertar su programa de despensas a bajo precio y luego a entregar en la Cruz Roja una laptop a la que se hicieron acreedores en un sorteo organizado por el diputado. Y es que también está por concluir su periodo de “exposición” política.


templete@milenio.com