Templete

:Que hoy le toca a San Pedro, al igual que antes a Torreón, vivir su momento histórico de boato por la toma de la ciudad a mano de fuerzas revolucionarias hace 100 años y aunque los festejos han tenido una recepción más bien tibia de parte de los ciudadanos, hay mucho interés en las autoridades para seguir con la celebración. En Torreón se desarrollaron las actividades a pesar de que hasta para los regidores fue notoria la escasa colaboración de quien lleva el tema cultural en la ciudad.

:Que habrá actividades encabezadas por el Gobernador Rubén Moreira y el alcalde sampetrino Juan González, así como los demás alcaldes de la Comarca Lagunera para festejar el hecho de que las fuerzas revolucionarias al frente de Francisco Villa lograron derrotar y expulsar de la región a los federales fieles a la causa del usurpador Victoriano Huerta.

:Que esta toma de San Pedro no sólo significó para Huerta caer derrotado militarmente sino algo más delicado y profundo para sus afanes dictatoriales: la pérdida de la fe y esperanza de sus soldados de apagar el deseo de cambio y empuje revolucionario que se había generalizado en el País.

:Que con esta victoria en San Pedro el triunfo de la primera Revolución del siglo XX es irreversible. Ahora sólo falta que a cien años de estas dos batallas, las autoridades y la sociedad civil se inspiren y empujen para que la Comarca vuelva a brillar en el entorno nacional pero ahora en competitividad y desarrollo para los ciudadanos.

:Que el obispo de Saltillo Raúl Vera como siempre se puso muy político y pidió en el arranque de la Semana Santa que los coahuilenses voten con responsabilidad y que no vendan su voto. Ahora que se renovará el Congreso local, el representante católico pide recordar que el poder emana del pueblo y los legisladores son representantes del pueblo, no del gobierno.


templete@milenio.com