Templete

:Que al padre José Rodríguez Tenorio, responsable del centro turístico del Cerro de Las Noas, le daba casi un infarto, luego que un inspector de SIMAS por instrucciones de Xavier Herrera, acudió a cortarle el agua ante un fuerte adeudo con la paramunicipal. El inspector se llevó una gran reprimenda del Padre “Grillo”, porque ahí nunca se ha pagado el agua. Exigió hablar con Riquelme, por la falta de tacto, están a días de celebrar la Semana Santa en el Santuario. Por la tarde, se supo, pagaron el adeudo. Corte a quien no pague: “dijeron que a todos”.

:Que hay fuertes dudas entre los panistas de alcurnia sobre si los candidatos a diputados en los Distritos de Torreón van a poder con el paquete, en principio porque hay falta de conocimiento de las estrategias electorales, no hay recursos económicos suficientes y el más importante: los aspirantes son poco conocidos. Al menos en La Laguna, se anticipan tragedias electorales para el blanquiazul.

:Que la grilla electoral en el ámbito cultural está pesada. Algunos se sienten agraviados por la falta de tacto y sensibilidad de las autoridades, la incursión de un personaje foráneo, a quien se le ha dado todo el respaldo y “el adiós que le vaya bien” a otros funcionarios con trayectoria. El punto más álgido: que se están parando el “cuello” con actividades que son organizadas por otros y el apoyo económico a recintos culturales privados. Ouch.

:Que muy mala suerte han tenido los personajes ligados con Enrique Martínez y Martínez en Coahuila y Durango. Primero le robaron a Carlos Román Cepeda su avioneta en el aeropuerto de Lerdo y luego a Alejandro Gutiérrez, súper asesor de Manlio Fabio Beltrones, del aeropuerto de Ramos Arizpe, por cierto, responsabilidad de otro enriquista, Luis Gerardo García. Del primer caso pareciera que ya hubo carpetazo y ni sus luces del paradero de la avioneta. Existe la esperanza de que pueda haber un poquito de celeridad en las investigaciones ahora que Gutiérrez forma parte del club de despojados. Y por supuesto que García debe sentirse cuando menos presionado.

:Que a la regidora Verónica Soto, la quieren mucho las damas de la cultura. Ha brindado apoyo a ciertas causas, es una mujer sencilla y muy trabajadora. Todo ello a pesar de que es “adversaria” y milita en otra corriente política.


templete@milenio.com