Templete

:Que el dirigente estatal del PRI en Durango Otniel García Navarro se comprometió a estar en el programa Cambios para tratar el tema de la “violencia intrafamiliar” que se vive en el partido. Pidió respetar su agenda, se cambió el horario para empatarlo con Víctor Hugo Castañeda, el dirigente blanquiazul a fin de que pudieran debatir sobre el tema. Y Castañeda fue equitativo y accedió. Lo malo fue que Otniel canceló de último momento, porque “inesperadamente” le surgió un repentino viaje al Distrito Federal. Fue eso o recibió instrucciones para bajarle al tema.

:Que al interior del Partido Acción Nacional (PAN), de Torreón existe la sospecha de que hay más “infiltrados” en el partido que operan para otras causas políticas y no las del blanquiazul. De ahí que se establezcan “campañas” muy sucias. No se trata de “fuego amigo”, sino de un juego muy dirigido, desde “afuera”.

:Que el rumor más fuerte en Durango capital tiene que ver con que en el caso de Adán Soria es probable que se llegue a un “arreglo” y éste pague al constructor el presunto quebranto y se libré de cosas, aunque con la consigna de dejar atrás sus aspiraciones.

:Que hay quienes aseguran que Adán Soria, en cambio, estaría pensando en “jugársela” pero le podría ir muy mal en la sentencia. También se dice que el ex gobernador de Durango Ismael Hernández Deras tomó con mucha tranquilidad y filosofía el tema de la investigación por el festejo de su cumpleaños número 50. Hay que recordar: se integró una comisión especial en el Congreso para indagar si se usaron o no recursos públicos en su pachanga.

:Que el controvertido Pablo Chávez Rosique, tesorero de Eduardo Olmos, se estrenó en Twitter. Por lo pronto ya dice que Rodolfo Walss tiene problemas mentales, que los empresarios que opinan de todo, sólo lo son de membrete y que primero comiencen por generar empleos.


templete@milenio.com