Templete

:Que en la Secretaría de Finanzas de Coahuila las cosas no funcionan como el gobernador Rubén Moreira desea, ya que ni el anterior Secretario, Jesús Ochoa Galindo, quien ahora cobra como titular de Educación en el estado, ni Ismael “Lito” Ramos, actual responsable, cumplen con la política de puertas abiertas ordenada por el mandatario.

:Que ni Ochoa Galindo, ni “Lito” Ramos atienden a los proveedores, quienes tienen meses haciendo citas para hablar con ellos para hablar de números y éstos simplemente las evitan, pese a que quienes los buscan no son representantes de empresas “patitos”, son funcionarios de empresas líderes en su ramo.

:Que la pregunta es si el nuevo titular, Ismael Ramos, tendrá la capacidad para sacar las finanzas del estado adelante, cuando con los proveedores no más no da una. Ni por atención ni por educación, ni por sensibilidad.

:Que nadie entiende porque el actual responsable de la Sagarpa, el ex gobernador Enrique Martínez y Martínez, ha convocado a su primer círculo de colaboradores a laguneros que fueron sus fieles seguidores. En puestos como FIRCO o Conaza tiene a gente de Piedras Negras o de Saltillo. Dicen los que saben: todos aquellos con quienes departía los viernes. Pero personajes como Heriberto Ramos Salas, Oscar Calderón, Javier Guerrero y Raúl Sifuentes, no han sido convocados al gabinetazo de la SAGARPA. Eso duele.

:Que aunque a muchos duela, panistas de viejo cuño sí están colaborando en puestos de cierto nivel en el gabinete ampliado de Enrique Peña. Es el caso de Ricardo García Cervantes y del propio Jorge Zermeño Infante. El primero como subprocurador de Derechos Humanos de la PGR y el segundo como su coordinador de asesores. Eso genera malestar y hasta cierta envidia a los priistas laguneros qué no han sido llamados a participar.


templete@milenio.com