Templete

:Que finalmente este lunes aprovechando que es 24 de febrero, Día de la Bandera, símbolo de nuestra soberanía, estará en Coahuila el presidente de la República Enrique Peña Nieto, para inaugurar el estratégico cuartel del 105 Batallón de Infantería del Ejército Mexicano ubicado en el Municipio de Frontera.

:Que, en un principio, la ceremonia estaba contemplada para el pasado 19 de febrero, Día del Ejército Mexicano, pero la reunión con Barack Obama y el Primer Ministro de Canadá Stephen Harper en Toluca ese día lo hizo imposible.

:Que la deferencia de la presencia de Enrique Peña Nieto en Coahuila y que sea su anfitrión el Gobernador Rubén Moreira este mes de febrero, se debe a que fue precisamente un 19 de febrero de 1913 hace 101 años cuando el Congreso de Coahuila autorizó a su gobernador Venustiano Carranza la creación de una fuerza armada para restaurar el orden constitucional, roto un día anterior por Victoriano Huerta, al derrocar a otro Coahuilense, Francisco I. Madero, de la presidencia de la República.

:Que es por esa fecha y lo que representó para el triunfo de la Revolución y la Promulgación de la Constitución de 1917, que festejamos el origen del Ejército Mexicano y su esencia revolucionaria y popular.

:Que además la atención nacional e internacional estará expectante del mensaje político del Presidente Enrique Peña Nieto en Coahuila a sólo unas horas de la detención con vida del Chapo Guzmán el delincuente más peligroso y poderoso a nivel mundial.

:Que Luis Fernando Salazar fue uno de los políticos panistas coahuilenses que felicitó al Gobierno Federal por la detención del Chapo Guzmán a través del Facebook, aunque se abstuvo de mencionar a Peña Nieto. Palabras más palabras menos: mi reconocimiento al Gobierno Federal y sus cuerpos de seguridad que tras años de trabajo e investigación capturaron a Joaquín “El Chapo” Guzmán.

:Que Jorge Luis Morán Delgado, el Secretario del Ayuntamiento, de Torreón, compartió el pan y la sal con la síndico Gabriela Casale, el regidor Sergio Lara Galván y el edil incómodo, para su misma fracción: el panista, Ignacio Corona. Fue el pasado viernes, en un restaurante especializado en comida italiana por el rumbo de la Cobián. Debió ser una comida complicada, aunque siempre se vieron muy relajados.


templete@milenio.com