Templete

:Que los organismos de la sociedad civil pretenden acompañar “por siempre” a las nuevas autoridades en su labor. No se trata de gobernar, como algunos malinterpretan, sino de sugerir, analizar y medir. Lo que no se mide, no avanza. Tampoco se trata de dejar sola a la autoridad. Como dijo Suhayla Bazbaz Kuri, es increíble que los laguneros no sepan en qué se gasta el impuesto que se recauda. Es obligación de la autoridad darlo a conocer, pero también de los ciudadanos presionar e indagar.

:Que para no olvidar anote lo siguiente: “ No voy a hacerme el desentendido en ciertos temas. Los indicadores que tiene Torreón se tendrán en los primeros días de enero. Vamos a trabajar por gabinetes para mejorar ciertos indicadores: por ejemplo el de marginación social. En febrero, para mejorar los índices de competitividad como en Querétaro, arrancamos con internet público en escuelas grandes y públicas, más parques y camiones”. Así lo prometió Miguel Ángel Riquelme a comerciantes.

:Que en el Ejido El Perú, de Coahuila las personas de la tercera edad demandan su apoyo de “70 y más”; el sábado todavía no recibían ni un centavo. La queja la externaron en la actividad de “Actuemos Juntos”, realizada por el IMJUVE con el respaldo de Multimedios y Milenio en el lecho seco del Río Nazas. Literal: no tienen más ingreso que ese. Piden que alguien se conduela: que no sea una amarga Navidad.

:Que lo triste es observar el Puente Plateado, el símbolo de la zona metropolitana, decorado para la Navidad sólo en la mitad duranguense. Del lado coahuilense nadie se acordó o de plano no hubo “lana” para lucecitas. Muchos insisten en ofertar a la región como una sola zona urbana, pero los visitantes señalan esas incoherencias. De plano no entienden que del lado coahuilense se acabó el espíritu navideño. Otra vez: en los detalles está el diablo.

:Que en la mira de @Renacer Lagunero está otro destacado estratega. Insisten en guardar el secreto para 2014. Una conferencia que despierte la conciencia y haga entender a los laguneros que la competitividad se logra con más que discursos “de cafecito” y críticas. Este hombre intervino en la capital mexicana, sabe de lo que habla.

templete@milenio.com