Templete

:Que en Cambios, Miguel Ángel Riquelme, el alcalde electo de Torreón, adelantó que ya se tienen tres perfiles nuevos para ocupar cargos en la administración: se trata de Dulce Pereda; Susana Estens (un gran acierto) y la deportista Alina Garza, quien ayer fuera de la ciudad, se enteraba por las redes sociales de su “triunfo” por encima de otros componentes de una terna para el cargo del Instituto Municipal del Deporte. Alina fue responsable del deporte en una reconocida institución educativa privada. Ya se verá si tiene la misma calidad en el quehacer político.

:Que para  Miguel Ángel Riquelme, el tema de la trayectoria es muy importante y para el caso de Dulce Pereda, el hecho de haber sido cuestionada por el PAN en el DIF, sólo representó grilla, pero no una evaluación real de su trabajo. Como sea Dulce tendrá que lidiar con grupos muy combativos en el terreno que le tocará coordinar y por lo que se ve, después de vencer al cáncer tendrá que realizar las políticas para incentivar el tema de la equidad.

:Que en el caso de Susana Estens, los grupos que propiciaron la limpieza de la ciudad, conocen de un proyecto que este personaje tiene para darle solución al tema de los desechos. El proyecto, mencionan, es de los más completos que existen y se espera que pueda retomarse en esta administración. Ojalá.

:Que una anécdota a considerar para medirle el agua a los camotes, es que el secretario del ayuntamiento entrante Jorge Luis Morán Delgado, metió a la cárcel hasta a un familiar, luego que éste provocó un accidente por conducir en estado de ebriedad. Era secretario de seguridad y trató de actuar con justicia y equidad. Así que hay que normar el criterio si de pedir apoyo se trata con este personaje.

:Que el alcalde de Gómez Palacio Pepe Campillo está muy mareado con el cargo y no atiende los comentarios ni de sus compañeros de partido. No hay peor autoridad que la que no quiere escuchar. La soberbia, es la peor consejera. Gómez Palacio realmente requiere de un líder sabio y equitativo, no de un “tata mandón” que controla y no lidera, diría Eduardo Holguín.