Templete

: Que una vez que asuma la presidencia municipal de Torreón Miguel Riquelme el próximo primero de enero de 2014 habrá de concretarse un hecho inédito en la historia política de la Perla de La Laguna. Por primera vez, un presidente en funciones le hereda el cargo a un miembro de su grupo político.

: Que eso no sucedía ni en los mejores tiempos del tricolor. En esos tiempos no se daban esos lujos. Es por eso que las esperanzas reales de cambio de los ciudadanos y de la clase política de una y otra administración pueden quedarse solo en eso: en esperanzas.

: Que eso se acentúa más cuando se observa a dos personajes que estuvieron partiendo plaza y se vieron más que complacidos en primera fila en el último informe del pasado lunes del ya casi ex alcalde Eduardo Olmos y que confirman la fuerza que tienen y tendrán con Riquelme.

: Que se trata del padrino incómodo del futuro alcalde Lauro Villarreal y el eterno líder de la CNOP en Torreón Mario Cepeda. De hecho, ellos ocuparon mejor lugar que los ex alcaldes Carlos Román Cepeda, Javier Garza y Manlio Fabio Gómez Uranga, a quienes ubicaron en segunda fila.

: Que la próxima directora de Cultura en Torreón Renata Chapa, fue lo suficientemente hábil como para buscar un acercamiento con Suhayla Bazbaz Kuri. Si las experiencias en cohesión social practicadas en varias ciudades de la república han resultado exitosas se pueden tropicalizar en la región. Imitar para ganar.