Templete

:Que hay mucha insistencia de la parte “oficial” por desprestigiar los movimientos ciudadanos que se han formado para reconstruir el tejido social en la Comarca Lagunera. A los restauranteros adheridos en Laguna es por ti, les quisieron restar credibilidad bajo el argumento de que operaban bajo influencias políticas, luego que uno de sus miembros está emparentado con un distinguido panista, pero no se puede culpar a alguien de estar emparentado con un político. La meta de este joven organismo, según el vocero Alberto Herrera, no es alcanzar una posición política, es garantizar el clima de paz y tranquilidad para trabajar y crecer, porque finalmente ellos tuvieron el coraje de quedarse en la región y no emigrar a regiones “más pacíficas”.

:Que a Laguna yo te quiero y a sus impulsores también en las redes “casualmente” los relacionan con el tricolor y con la posibilidad de ubicarse en candidaturas a diputaciones. Uno de sus voceros Iván Gutiérrez, asegura que esas calumnias sólo sirven para alentar a continuar en el camino. Para algunos resulta sospechoso que tras reunir a 40 mil personas en una campaña de limpieza, que puso la muestra a las autoridades, de pronto otros califiquen esa misma acción como política e interesada.

:Que la duda está en el aire: Qué líder político de esta región ha llevado a las calles a tanta gente sin lonche de por medio o sin hueso? Será que la molestia y los

comentarios se desprenden del hecho de que se busca establecer un Observatorio Ciudadano para evaluar a las autoridades y de ahí surge la “estrategia” para desprestigiar.

:Que Pepe Campillo, el alcalde de Gómez Palacio, está muy contento con la campaña de pintura en las fachadas de las casas afectadas por el graffiti. En algunos sectores las viviendas blancas ofrecen contraste con los comercios que todavía siguen grafiteados. Es increíble, dice, el cambio en el ambiente que se vive cuando la fachada de una vivienda ofrece un aspecto limpio.

:Que lo malo es que en el centro de la ciudad, los comerciantes no le quieren entrar al rescate y prefieren dejar sus fachadas así, pintarrajeadas.

:Que no será un cambio terso el que vivirá Miguel Ángel Riquelme cuando asuma la administración de Torreón. Le están dejando un escenario de caos en todos sentidos. SIMAS, alumbrado público, seguridad y ahora hasta se pone en tela de duda lo que se gastó en los filtros para limpiar de arsénico el agua de Torreón. ¿Qué sigue?