Templete

:Que de una primer lectura de la distribución del poder por regiones, y contrario a lo que se aseguraba, se desprende que La Laguna está mas que bien representada con seis secretarías contando la Fiscalía General con Gerardo Márquez, en cambio Saltillo, como cabeza de la región sólo tiene cuatro secretarías a pesar que fue la que hizo la diferencia en votos con su lealtad y trabajo  para que el actual Gobernador llegara a Palacio Rosa, en cambio en La Laguna especialmente Torreón si bien contribuyó en la suma de votos, fue donde el PRI sufrió  la peor derrota de su historia y con ello arrojó a un Congreso de mayoría opositora.

:Que estos nombramientos y los que faltan en los próximos días tendrán repercusión en decisiones que aseguren la estabilidad del Estado sobre todo en espacios donde ha habido armonía y resultados para enfrentar un entorno político nunca antes visto en una administración entrante, uno de ellos es el nuevo Rector de la UA de C a elegir a más tardar los primeros días de febrero para un periodo de tres años, a raíz de aceptar Blas Flores Dávila la invitación de Miguel Ángel Riquelme para ser el nuevo Secretario de Finanzas.

:Que conforme a la tradición universitaria que ha permitido su estabilidad desde hace más de 25 años, la convocatoria para elegir al nuevo Rector se anuncia y en el momento de emitirla se anotan los interesados en competir, sin embargo para sorpresa de todos, el actual encargado del despacho de Rectoría Salvador Hernández Vélez no solo la anunció el pasado martes 28  para emitirla en enero de 2018, sino que también manifestó que estaba interesado en competir, por lo que el candidato natural a suceder a Blas Flores, el actual Tesorero Francisco Osorio Morales,  no le quedó otra que también manifestar su interés por la Rectoría. 

:Que estas circunstancias han provocado tensiones innecesarias al interior de la UA de C que la nueva clase política encabezada por Miguel Ángel Riquelme debe atender de inmediato antes que las pasiones se salgan de control, unos por defender la estabilidad que ha permitido a la UA de C transformarse y otros que desde fuera también se quieren apoderar de la casa de estudios.


templete@milenio.com