Templete

:Que en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), de Durango hay nuevos rostros en las candidaturas para el año entrante. Entre ellos, destacan Jorge Herrera Castro, hijo  del ex alcalde  de Durango, Jorge Herrera Delgado, finado hace algunos años. El joven fue el director del Instituto Estatal de la Juventud en la pasada administración. Algunos personajes  lo consideran una opción emergente.

:Que Arturo Yáñez Cuéllar, actual dirigente de Movimiento Territorial del tricolor es otros de los “gallos” para una diputación federal. Su desempeño electoral ha sido socorrido no sólo una vez en el pasado. Es un perfil funcional para darle movilidad a la estructura priista. El exsecretario del Trabajo y de Desarrollo Social  puede caer en ser un personaje eficaz a sacrificar en pos de ganar los distritos locales y federales. Como la presidencia.

:Que Pedro Ávila Nevárez, el experimentado líder social y ex diputado federal combativo hasta para su partido, bromea que esta es la última oportunidad de lograr un escaño en su carrera política por la edad. Ávila Nevárez  es un ícono priista que se ha adaptado a los tiempos  y a los diferentes dirigentes del PRI. Levanta la mano y espera ser escuchado.

:Que para el senado de la República, por el PAN y por ende por el PRD y Movimiento Ciudadano, son 4 nombres los que hablan, Gina Campuzano y Patricia Jiménez legisladoras panistas locales, y Claudia Hernández Espino, secretaria del Ayuntamiento. También José Ramón Enríquez, alcalde de Durango se menciona para la fórmula senatorial por el Frente Amplio.


templete@milenio.com