Tecnológico de Monterrey

Los estilos de Sternberg


Un estilo es una manera característica de pensar. No se refiere a una aptitud, sino a cómo utilizamos las aptitudes que tenemos. No tenemos un estilo, sino un perfil de estilos. Es muy importante que las aptitudes y los estilos encajen para una historia de éxito, ya que de lo contrario se estará luchando contracorriente, menciona Sternberg (1999).

El funcionamiento de los estilos de Sternberg (1999), legislativo, ejecutivo y judicial, utiliza la metáfora de la configuración del gobierno para proponer un modelo basado en su organización y estructura.

A las personas legislativas les gusta hacer las cosas a su aire y prefieren decidir por sí mismas qué harán y cómo lo harán, establecer sus propias reglas y prefieren los problemas que no estén estructurados o planteados de antemano. Este estilo es propicio para la creatividad, porque las personas creativas no sólo necesitan la capacidad de producir ideas nuevas, sino que también deben desearlo.

A las personas ejecutivas les gusta seguir las reglas y prefieren los problemas que son estructurados y planteados de antemano, les gusta rellenar las lagunas de estructuras ya existentes en vez de crear estructuras por ellos mismos. Algunas actividades que prefieren estas personas son resolver problemas matemáticos, aplicar reglas a problemas, dar conferencias o impartir clases basadas en ideas ajenas, así como hacer cumplir normas.

A las personas judiciales les gusta evaluar reglas y procedimientos, prefieren problemas donde se analicen y evalúen cosas e ideas ya existentes, a las personas que tienen este estilo les gustan las actividades como escribir críticas, dar opiniones, juzgar personas o situaciones y evaluar programas. En ocasiones este estilo no es muy aceptado, se acepta más el estilo ejecutivo o legislativo aunque para ciertos puestos de dirección lo ideal sería una persona con estilo judicial.

En la educación es importante que tanto padres, como maestros y alumnos reflexionemos sobre nuestros estilos de pensamiento y como nos relacionamos a través de ellos para un exitoso proceso de enseñanza-aprendizaje.

Referencias
Sternberg, R. J. (1999). Estilos de pensamiento. Claves para identificar nuestro modo de pensar y enriquecer nuestra capacidad de reflexión. Barcelona: Paidós.

DRA. LAURA M.  ROA SÁNCHEZ
lroa@itesm.mx