Tecnológico de Monterrey

Transformación de las bibliotecas

La aparición y el desarrollo de las tecnologías de información y comunicación han significado para el ámbito bibliotecario un cambio muy trascendente y por momentos amenazante. Esta transformación ha llegado a todas las esferas incluyendo los servicios bibliotecarios y la formación del bibliotecario. Sin embargo, este nuevo contexto debe ser mejor dimensionado como una nueva etapa de retos y avances insospechados para las bibliotecas y sus colaboradores. En un mundo en el cual la gestión del conocimiento es ahora la estrategia fundamental del éxito, las bibliotecas deben adherirse y prepararse para un nuevo ambiente que las ubicará como epicentro fundamental del proceso de desarrollo de conocimiento.

En primer lugar, las bibliotecas deben fortalecer su acercamiento con la comunidad, pues están llamadas a ser un eslabón fundamental entre la academia y los alumnos con los procesos de gestión del conocimiento y de investigación que se lleven a cabo. Los usuarios de las nuevas generaciones buscan servicios más personalizados y espacios de trabajo que realmente les permitan la transferencia y generación de conocimiento. En este sentido, las bibliotecas deberán seguir innovando en su estructura física y en sus servicios orientándose cada vez más hacia infraestructuras como los Learning Commons que ya aplican en algunas bibliotecas. Lo anterior impacta directamente en el perfil de los bibliotecarios. La sociedad del conocimiento ha representado un mayor nivel de profesionalización y capacitación que les permita gestionar la inmensa avalancha informativa que se ha generado en los recientes años. El bibliotecario es ahora un “profesional de la información” que debe estar habilitado para adentrarse en diferentes disciplinas del conocimiento generando a su vez conocimiento nuevo y facilitando el acceso a la información a todos sus usuarios. Esto ha traído consigo un fuerte trabajo colegiado entre bibliotecarios y bibliotecas que hoy por hoy trabajan más de la mano para generar estándares y lineamientos que apoyen la labor a nivel mundial. Es posible entonces visualizar un infinito panorama de posibilidades para las bibliotecas. Los retos son amplios y se encuentran en todas las facetas de la labor bibliotecaria.

MIK. Angélica María Valencia Montoya, Directora de Biblioteca

valencia.angelica@itesm.mx