Tecnológico de Monterrey

La virtud de la Paciencia: el caso de San Miguel Proyectos Agropecuarios

En 1992, en el poblado de Huixcazdhá, cerca de Huichapan, Hidalgo; Benito y Diego Manrique de Lara junto con Bruno Pagliali iniciaron un proyecto que bien podría haberse cubierto con el alcance de una actividad económica con un fin de rentabilidad centrado en el aprovechamiento comercial de productos derivados del amaranto, ubicándose como la tercera empresa líder de nuestro país en este sector.

Pero la historia de esta organización va más allá buscando una “utopía rural” que se proyecte con una base de sustentabilidad y compromiso social, involucrando a la empresa con la comunidad, logrando llevarla a un nivel cero de desnutrición cuando veinte años atrás era del 67 %. Ha eliminado la mortandad infantil desde 1993 y los niños tienen una estatura mayor a la media nacional; por lo cual esta utopía ha declarado que su principal logro ha sido conjuntar un desarrollo comunitario con una economía solidaria y una soberanía alimentaria en torno al amaranto.

Desde hace algunos años, el Tecnológico de Monterrey, Campus Hidalgo ha estado colaborando de diversas maneras con este proyecto, impulsando de varias maneras el logro de los principios que permanecen en la empresa y colaborando de manera conjunta en actividades, tanto académicas como de formación social de sus alumnos, trabajando en diferentes ámbitos que van desde la promoción e instalación de un Centro Comunitario de Aprendizaje hasta el desarrollo de trabajos de investigación que busquen potenciar en diferentes niveles este modelo de gestión.

En noviembre del año pasado, la “utopía Huixcazdhá” llamó la atención de académicos de la Escuela de Negocios de la Universidad de Yale, quienes solicitan al Campus Hidalgo emprender de manera conjunta un proyecto con la  finalidad la elaborar un caso de estudio que reflejara la historia, evolución y futuro de San Miguel Proyectos Agropecuarios, el cual se denominó como “San Miguel: expandiendo el mercado del amaranto”.

El impacto de esta colaboración no se centró solamente en la alianza, la cual sin duda fortalece el quehacer del Campus Hidalgo; sino que el caso desarrollado se toma como referencia para que el Aspen Institute, desarrolle su Competencia Internacional de Estudio de Casos 2014 convocando a más del 1,000 alumnos provenientes de 25 escuelas de negocios de las principales universidades del mundo, lo cual indica que esta experiencia estuvo por un mes dando la vuelta al orbe.

Este proyecto da constancia de la calidad académica del claustro del Campus Hidalgo, que permite que universidades de primer nivel estén en la apertura de trabajar de manera conjunta, y como efecto principal proyectar a diferentes escalas el gran trabajo que en algunas localidades de nuestro Estado se realizan y que son dignas de documentarlas y promoverlas como historias de éxito.

ING. RAÚL GUADARRAMA ZAMORA

rguada@itesm.mx