Tecnológico de Monterrey

Formación social en la currícula

El artículo llamado “La educación entendida como formación humana y social” publicado por la Universidad del Centro Educativo Latinoamericano en Rosario, Argentina  menciona que la educación podría ser entendida como la formación por medio de esfuerzo y perseverancia en la adversidad de una forma de ser, pero se trata de una forma de ser integradora que incluya la afectividad, la inteligencia y la libertad. Algunas experiencias educativas, por no decir que la mayoría, carecen de uno o varios de estos aspectos tan importantes, por lo que pueden llegar a formar sólo profesionistas autoritarios. Por esta razón es importante no sólo adquirir conocimientos, sino saberlos aplicar de una manera integral; es por eso que se dice que “la información correcta utilizada de forma correcta es poder”.

Por ello es fundamental que las universidades se den a la tarea de no sólo educar a sus alumnos en materia académica, sino de formar profesionistas socialmente responsables y empáticos con su entorno, que utilicen toda su experiencia educativa para ayudar a mejorar su comunidad y se formen como líderes sociales.

Podría decirse que la formación social dentro de una universidad se da a través de que sus alumnos, por medio de los conocimientos profesionales que van adquiriendo, realicen algún trabajo a favor de la sociedad y, prioritariamente, en beneficio de grupos socioeconómicamente más necesitados.

Así es como universidades tan importantes, como la de Harvard, han mostrado interés por admitir alumnos con características academicas brillantes, pero al mismo tiempo buscan que dentro de todas esas características tengan también la sensibilidad por su entorno.

Así es como en el Tecnológico de Monterrey, a través de su Modelo de Formación Social, contribuye en la formación de ciudadanos y líderes sociales, usando un proceso estructurado de transferencia del conocimiento con el impulso de dos competencias generales: conocer y ser sensibles a la realidad social, económica y política y el actuar con solidaridad y responsabilidad ciudadana para mejorar la calidad de vida de su comunidad y de aquellas que son vulnerables.

Laura Jacqueline Uribe Gutiérrez

laura.uribe@itesm.mx