Tecnológico de Monterrey

Diversidad en la organización

La nueva ley federal del trabajo que entró en vigencia en el 2013 enfatiza en el artículo 2º que se respeta plenamente la dignidad humana del trabajador; no existe discriminación por origen étnico o nacional, género, edad, discapacidad, condición social, condiciones de salud, religión, condición migratoria, opiniones, preferencias sexuales o estado civil para gozar de un trabajo digno. Entonces el tema de la diversidad laboral se subraya en este artículo. La pregunta que tenemos que hacernos es qué aporta la diversidad a la gestión del talento dentro de una organización, y  la respuesta es: mayores habilidades técnicas, humanas y conceptuales.

Las habilidades técnicas implican el entendimiento y aprovechamiento de un tipo específico de conocimientos especializados, que incluyen una forma especifica de analizar un problema y dar alternativas de solución desde esa perspectiva. Es por esto que la suma de habilidades técnicas que posee un grupo de trabajadores de diferentes disciplinas da como resultado sinergia, es decir, el todo es mayor que la suma de las partes. Pero también contratar personal diverso aporta habilidades humanas y conceptuales. Las primeras están relacionadas con la inteligencia emocional y las segundas son estratégicas, ya que es un pensamiento que nos ayuda a pensar en marcos de referencia para resolver un problema.

Quienes gestionan el factor humano deben tener la capacidad de comprender, valorar y administrar de manera eficaz la diversidad de género, edad, etnia, discapacidad, orientación sexual, credo y raíces culturales de la fuerza laboral de una organización para acrecentar el capital intelectual de la misma.

La diversidad en el aspecto sociolaboral es hablar del idioma, habilidades sociales, relaciones interpersonales, habilidad para trabajar en equipo, experiencia, conocimientos técnicos, estudios, manejo de la tecnología y todo esto es tangible. El verdadero valor de los individuos que es difícil de valorar en una entrevista de trabajo son los intangibles o psicológico como raíces culturales, costumbres o tradiciones, competencias, pensamientos, valores y actitudes, disposición para aprender, comportamiento ante la frustración y manejo del estrés.

Por lo mismo, gestionar bien la diversidad en una organización tendrá varios beneficios como son: mejor desempeño organizacional, más creatividad, mayor satisfacción en el trabajo, mejores oportunidades de crecimiento, mayor sentido de pertenecía a la organización y por ende permanencia de la empresa en el mercado. El trabajo del hombre tiene tres objetivos, económico, psicológico y social, pues se trabaja para vivir, para relacionarse y para desarrollarse, es por esto que la gestión de la diversidad esta íntimamente vinculada con la democracia que es, en suma, un gobierno de iguales, para seres humanos que se reconocen como iguales, más allá de sus diferencias de edad, sexo, raza, nivel de instrucción o idiosincrasia cultural.

El Tecnológico de Monterrey, preocupado por este  crecimiento, ofrece distintos programas y herramientas  para que todos sus alumnos muestren mejores competencias, demostrando sus fortalezas y habilidades, desde una postura intangible.

MTRA. LETICIA FRANCO GONZÁLEZ

Directora de la Lic. en Administración y Estrategia de Negocios (LAE)