Tecnológico de Monterrey

Decisiones que transforman vidas

El carácter se forja con los retos que se enfrentan y se vencen día con día.

“Voy a pasar por la vida una sola vez,

cualquier cosa buena que yo pueda

hacer por algún ser humano debo

hacerla ahora, porque no pasaré de

nuevo por ahí” Madre Teresa de Calcuta

A lo largo de la vida vamos tomando una serie de decisiones que transforman no solo nuestra vida, sino también la de aquellos que nos rodean, es por ello que se vuelve indispensable por un lado desarrollar habilidades de conocimiento que nos mantengan a la vanguardia y, por el otro, trabajar en  las actitudes y habilidades que permitan buscar, no solo el bienestar personal, sino el de los que me rodean. Peterson (2006) señala que la capacidad de amar y ser amado es muy importante a lo largo de toda la vida. No se refiere solo al amor romántico o de pareja, sino al que existe en todo tipo de relaciones cercanas, como en el caso de la amistad. De ahí la importancia de vivir con plenitud las relaciones interpersonales. Estar consciente del poder que tiene el presente, del aquí y del ahora, de la manera en que cada individuo tiene la posibilidad de influir en muchos aspectos de su vida y en la de los demás a través de sus elecciones. (David N. Ramírez, 2007).

En el Tec de Monterrey tenemos el compromiso de formar una sociedad con sentido humano que se enfoque en hacer consciencia de que las decisiones que tomamos van a trascender, por lo tanto estas deben sustentarse firmemente en principios y valores que generen conocimientos, habilidades y talentos al servicio de los demás. El carácter se forja con los retos que se enfrentan y se vencen día con día. Compromiso que debe asumir cada individuo con el lema “saber para servir”, como encargados específicos de llevar a cabo acciones concretas para enfrentar la realidad con un sentido de propósito esperanzador, que no se limite a denunciar, sino que con responsabilidad presente propuestas concretas y viables para lograr el bien común.

Tener éxito es mucho más que ganar dinero, se trata de un equilibrio entre el tener y el ser, basado en la autorrealización, en la capacidad de amar y sentirse amado; el éxito en la vida se puede medir por cuanta gente amas y cuantos admiran tu sinceridad y la sencillez de tu espíritu. Se trata del deseo de ser más y no de tener más.

Rosalva Reyes Rivemar

familiatec.hgo@itesm.mx