Tecnológico de Monterrey

Ciudades Compactas

Una ciudad compacta tiene una densidad de entre 288 a 340 personas por km².

Un estudio reciente,  revela que las ciudades consideradas como las más habitables del mundo son aquellas de tamaño mediano (The Economist, 2013), una ciudad compacta fomenta en su población el menor uso del automóvil, la interacción social, actividades recreativas en espacios públicos, una mayor cultura hacia el uso de medios de transporte no motorizados, minimiza la red de transporte público, todo esto impactando favorablemente los índices de contaminación.

Una ciudad compacta tiene una densidad de entre 288 a 340 personas por kilómetro cuadrado, cuenta con espacios públicos conectados por sendas peatonales, una red de ciclovías, edificios de uso mixto (oficinas, comercio, habitacional), en suma, estas propuestas ayudan a no aumentar los niveles de crimen o aglomeración de servicios de una ciudad.

Las ciudades contemporáneas enfrentan un gran desafío para poder ofrecer a sus pobladores viviendas y espacios públicos que eleven la calidad de vida en sus usuarios, la escasez de terrenos para construir vivienda colectiva es un problema al cual ya nos enfrentamos hoy en día, los nuevos fraccionamientos se encuentran alejados de la mancha urbana, con una infraestructura básica y servicios escasos para recreación, comercio formal y transporte público.

Una solución para satisfacer la constante demanda de vivienda colectiva, es la vivienda vertical, esta propuesta del cómo vivir en una ciudad moderna es un concepto que arquitectos y expertos urbanistas que han desarrollado desde hace décadas: Le Corbusier 1947 (Ciudad Contemporánea), Frank Lloyd Wright 1956 (Proyecto Illinois), Soleri 1970 (Arcology).

La percepción y reacción de los residentes de vivir en un proyecto de departamentos verticales de alta densidad, es algo que el diseñador debe tomar en cuenta para que el producto sea atractivo y resuelva una necesidad real y no sea solo un ejercicio teórico de gabinete.

Planear una nueva ciudad o hacer una intervención a una ya existente, requiere de un trabajo coordinado multidisciplinario donde participan: arquitectos, urbanistas, paisajistas, diseñadores, sociólogos, entre otros, para garantizar el éxito y aceptación del proyecto por parte de los habitantes y sus usuarios.

M.N.U. Daniel  Acosta  Ruiz

Director de la Carrera de Arquitectura

daniel.acosta@itesm.mx