Meza de Redacción

De la rivalidad a la amistad entre mujeres

Hace tres años se conmemoró por primera vez el Día Internacional de la Amistad. En ese entonces, mucha gente pensó que era un chiste, o un nuevo pretexto para comercializar productos y distraer mentes.

Incluso las y los usuarios de las redes sociales bromearon (y bromean aún) al respecto de la designación de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) del 30 de julio como una fecha dedicada a la amistad.

Pero de acuerdo con el mensaje institucional de la ONU, esta fecha es una iniciativa que parte de la propuesta hecha por la UNESCO y tratada por la Asamblea General de la ONU en 1997, que definió la Cultura de Paz como un conjunto de valores, actitudes, y conductas que rechazan la violencia y procuran prevenir los conflictos abordando las causas profundas con el objetivo de resolverlos.

En el caso específico de la amistad entre las mujeres hay aún mucho camino por recorrer. Como parte de la estructura que sustenta el machismo y el patriarcado, hemos sido educadas para rivalizar entre nosotras. Rivalizamos por los hombres, por el puesto de poder, por ser la que más se acerca al estereotipo del cuerpo perfecto.

“Mujeres juntas, ni difuntas”, dice un horrible refrán. Horrible, pero desafortunadamente cierto, en muchos casos.

Como parte de la construcción de la igualdad de género, el autoanálisis resulta indispensable. Las miradas de arriba abajo que nos lanzamos aún antes de saludarnos, los chismes que reproducimos sobre la manera “tan decente” en que nosotras vivimos nuestra sexualidad, a diferencia de la otra que “es indecente”, la falta de apoyo y complicidad que tenemos las unas con las otras, son algunos de los factores que nos impiden construir el pacto entre mujeres, llamado “sororidad”, término que significa “solidaridad entre mujeres”.

Aún cuando la amistad no resulta indispensable para hacer realidad la sororidad, este sentimiento con día internacional es el paso siguiente en la relación de respeto, apoyo e impulso entre dos o más mujeres.

La Declaración y Programa de Acción sobre una Cultura de Paz, aprobada en 1999 estableció ocho líneas de acción que las naciones, organismos y personas pueden emprender para que prevalezca una cultura de paz: Promover una cultura de paz mediante la educación; Promover el desarrollo económico y social sostenible; Promover el respeto de todos los derechos humanos; Garantizar la igualdad entre las mujeres y hombres; Promover la participación democrática;

Promover la comprensión, la tolerancia y la solidaridad; Apoyar la comunicación participativa y la libre circulación de información y conocimientos; así como el promover la paz y la seguridad internacionales.

De entre los argumentos más meritorios de la ONU para la designación de la fecha, es que en un mundo regido por el capital, el individualismo y la voracidad, este organismo se atrevió a decretar que “El Día Internacional de la Amistad también se fundamenta en el reconocimiento de la amistad como un sentimiento noble y valioso en la vida de los seres humanos de todo el mundo”.

Asimismo, este Día Internacional se establece con la idea de que la amistad entre los pueblos, los países, las culturas y las personas, puede inspirar iniciativas de paz y presenta una oportunidad de tender puentes entre las comunidades.

También se pretende poner énfasis en la importancia de implicar a jóvenes y a liderazgos futuros en actividades comunitarias encaminadas a fomentar la inclusión de las distintas culturas y el respeto entre ellas, promoviendo a la vez la comprensión internacional y el respeto de la diversidad.

En una acción que prácticamente ninguno de los gobiernos de los países miembros alcanza a comprender, este 30 de julio la ONU ha exhortado a los Estados Miembros, las organizaciones internacionales y regionales, así como a la sociedad civil, a realizar eventos, actividades que contribuyan a los esfuerzos de la comunidad internacional para promover el diálogo entre las civilizaciones, la solidaridad, la comprensión mutua y la reconciliación.

“¿Amistad, diálogo, comprensión, sentimientos? ¿De qué demonios habla la ONU?” se preguntarán muchos gobernantes en el mundo.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha expresado en su mensaje oficial por el Día Internacional de la Amistad: “Esta fecha es una importante oportunidad de abordar los malentendidos y la desconfianza que subyacen en muchas de las tensiones y los conflictos del mundo actual. Nos recuerda que la solidaridad humana es esencial para promover una paz duradera y propiciar un desarrollo sostenible. En este Día Internacional de la Amistad, cultivemos lazos de afecto que fortalezcan nuestra común humanidad y promuevan el bienestar de la familia humana”.

Cuando se trata de fortalecer los lazos de apoyo y respaldo entre las mujeres, el pretexto es lo de menos, sea por el Día Internacional de la Amistad, o nada más porque sí. Sin pacto entre mujeres, ninguna avanzará, y sin sororidad, la amistad entre nosotras no será verdadera.

http://twitter.com/taniamezcor

www.facebook.com/TaniaMezcor