Meza de Redacción

Y después del 8 de marzo ¿qué?

Hace muy pocos años, nos llegaba el 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, y no obteníamos de los gobiernos más que misóginos discursos y promesas huecas. Incluso, hace un par de años algunas autoridades locales aún regalaban rosas a sus trabajadoras y les decían “Felicidades en su día”.

Por ello, cuando en este 8 de marzo recibimos noticias de hechos concretos como la instauración de los Consejos Generales para la Planeación de la Agenda de Género en todas las secretarías del gobierno de estado, nos damos cuenta de cómo varias personas que hoy están en el poder por fin lograron introyectar la perspectiva de género.

Sin embargo, siguen siendo más quienes viven estas acciones como “otra de las ocurrencias de Olvera para las mujeres”, tal como un par de funcionarios señalaron en la antesala del evento conmemorativo por el Día Internacional de las Mujeres.

Las titulares de las Unidades Institucionales de Género (hay una en cada secretaría del gobierno) aseguran que la instalación de estos Consejos Generales es un hecho “histórico” en la estructura gubernamental hidalguense. Su entusiasmo es de reconocerse, pero el calificativo “histórico” será apropiado sólo si cada secretario y cada secretaria les permiten trabajar, si les dan el respaldo y el seguimiento a los acuerdos, si son tales funcionarios y funcionarias quienes presiden las reuniones de trabajo de los Consejos Generales (y no el representante del representante) Pero, particularmente, estos Consejos Generales para la Planeación de la Agenda de Género serán históricos, si logran que el amor se refleje en el presupuesto.

Los setenta y ocho Consejos a los que ayer se tomó protesta, corresponden a las secretarías y organismos públicos descentralizados, a la Procuraduría, Sistema DIF Hidalgo, Congreso del Estado, Centro de Justicia para Mujeres y Sindicato de Burócratas.

Sin regateo alguno, es un gran paso y habrá que estar al pendiente de cuáles son los Consejos que están trabajando por las mujeres, y cuáles nada más se integraron para tomarse la foto y poder justificar que sí “hicieron algo” para conmemorar el Día Internacional de las Mujeres.

El año pasado, contra todas las inercias machistas que desde múltiples escenarios se oponían, en el 8 de marzo se anunció el proceso para la tipificación del feminicidio, que vendría acompañada de grandes reformas a los códigos penal y de procedimientos penales.

Precisamente y gracias a estas reformas legales, queda hoy el pendiente inmediato para que el Congreso local resuelva el probable desafuero del alcalde de Tepehuacán de Guerrero, con lo cual la Procuraduría del Estado pueda procesarlo por la violencia ejercida contra su esposa en diciembre pasado. Si ello se logra, será el mensaje más contundente que podrá enviarse a los golpeadores hidalguenses de que la igualdad de género va en serio en la entidad.

Ni siquiera las voces tradicionalmente críticas podemos negar que el titular del ejecutivo está trabajando en favor de los derechos de las mujeres, pero está trabajando él, Francisco Overa, no así buena parte de su gabinete (particularmente los secretarios hombres) quienes le miran atónitos sin alcanzar a comprender cuando el mandatario les habla de igualdad de género.

Una manera eficaz de comprobar en el futuro que los Consejos de Planeación estén dando resultados, será ver su trabajo al interior de la estructura gubernamental en favor del ascenso de las mujeres hacia puestos de cada vez mayor jerarquía, la nivelación salarial por el mismo trabajo desempeñado y, sobre todo, la erradicación del acoso sexual al interior de las dependencias de gobierno.

Paren las prensas:

Una gran noticia para las feministas fue el hecho de que el Senado de la República otorgó por primera vez el reconocimiento “Elvia Carrillo Puerto” a la trayectoria en favor de los Derechos de las Mujeres, y fue nada menos que a la Doctora Marcela Lagarde y de los Ríos, reconocida en todo el mundo, no como investigadora, sino como científica, por sus aportaciones a la teoría de género manejada internacionalmente. Marcela Lagarde (de quien tuve la inmensa fortuna de ser alumna durante cuatro años, en el posgrado de la UNAM) es creadora de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libe de Violencia. Ante el Senado en pleno y ante altos secretarios del nivel federal, Lagarde dijo desde la tribuna:

“Es la hora de decirlo, no sólo debemos cambiar las mujeres, requerimos que los hombres cambien sustancialmente, que cambie nuestra cultura con la eliminación de esta enajenante discriminación de género… La problemática de la desigualdad forma parte de los grandes problemas nacionales.

“¿Qué país necesitamos para saciar el hambre y erradicar la pobreza, para eliminar la mortalidad materna y el embarazo adolescente, el contagio del VIH, la alarmante extensión del papiloma ente las adolescentes y las jóvenes.

“¿Qué país para que adolescentes jóvenes y marginadas no sean insultadas y maltratadas al hacerlas parir en el baño o en el patio o afuera de la clínica que debería albergarlas…

“¿Qué país para que las periodistas y las defensoras de derechos humanos no sean acosadas, hostigadas, incluso asesinadas, víctimas de feminicidio en el ejercicio de su trabajo…

“Un país que pueda reconocer y valorar la condición humana de las mujeres, un país en que su gente sea capaz de sentir empatía y movilizarse por la calidad de vida de las mujeres”.

http://twitter.com/taniamezcor

www.facebook.com/TaniaMezcor