Meza de Redacción

Candidatas: Lo bueno y lo malo

Ahora que ya casi todos los partidos políticos han dado a conocer sus candidaturas, hemos visto algunas designaciones acertadas y otras no tanto, pero la mejor noticia ha sido el respeto por la paridad (ya sea por convicción, o por resignación)

Entre los mayores aciertos se encuentra la designación de Érika Rodríguez Hernández como candidata a diputada plurinominal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el cuarto lugar de la quinta circunscripción.

Aunque cercana al PRI, Érika Rodríguez es un cuadro surgido de la sociedad civil, específicamente de entre las activistas por los Derechos Humanos de las Mujeres.

La ahora ex titular del Instituto Hidalguense de las Mujeres (IHM) supo siempre respaldar a las heroicas titulares de las Instancias Municipales para el Desarrollo de las Mujeres, quienes son las encargadas de llevar la igualdad de género hasta la comunidad más alejada del estado. En el activismo las llamamos “heroicas” porque sin presupuesto (no es figura retórica, en serio no tienen presupuesto) sin infraestructura, y en muchos casos sin el respaldo de sus alcaldes, estas mujeres llegan incluso a rescatar a las mujeres golpeadas, en el momento justo en que el marido las está casi matando… y todo ello, y mucho más, lo hacen por un sueldo que oscila entre los tres mil y cinco mil pesos mensuales. “Heroicas” es lo menos que puede llamárseles.

Precisamente con ellas es con quien más trabajo realizó Érika Rodríguez al frente del IHM, y a quienes más respaldó política y académicamente, sin importar el partido al que estas mujeres pertenecieran. Por eso es un gusto que esta funcionaria que tiene tatuada la perspectiva de género, represente a Hidalgo en las listas de plurinominales.

Una buena noticia más fue la asignación de candidatura por mayoría relativa para Roxana Montealegre Salvador por parte del Partido Acción Nacional (PAN). También representante de la sociedad civil, Roxana combina su actividad partidista con el activismo por los derechos peatonales y de movilidad intermodal.

Como integrante de la asociación civil “Todos somos peatón”, Roxana Montealegre fundó junto con sus compañeras la escuela de ciclismo para mujeres, las caminatas barriales, la pinta ciudadana de cebras viales y la promoción de los derechos peatonales mediante congresos académicos nacionales.

Actualmente ella es regidora con licencia por Pachuca, y siempre se traslada por la ciudad en bicicleta, transporte público o caminando, así que conoce perfectamente la problemática de la población hidalguense sin automóvil.

Finalmente, entre las buenas noticias respecto a las candidatas se halla Marisol Villaurrutia, candidata a diputada federal por el Partido del Trabajo (PT) en el Distrito VII de Tepeapulco. Ella es otro cuadro surgido de la sociedad civil. Al igual que Érika y Roxana, Marisol ha alternado su trabajo partidista con su activismo ciudadano en favor de las mujeres. No es la primera contienda electoral en que Villaurrutia representa al PT, y en cada campaña resalta los derechos humanos de las mujeres.

Las malas noticias con que va concluyendo la designación de las candidaturas, son que el Partido Revolucionario Institucional y el Partido Acción Nacional dejaron pasar oportunidades de oro para ellos y para las mujeres, al dejar fuera a dos políticas, que a parte de un gran arrastre entre la población, tienen un inquebrantable compromiso con la Igualdad de Género: La priista Geraldina García Gordillo y la panista Xóchitl Gálvez Ruiz. Sin duda, el día de la votación ambos organismos políticos lamentarán profundamente esta omisión.

Aunque de todas las candidatas sólo Érika, Roxana y Marisol poseen perspectiva de género, existen dos candidatos que también tiene trabajo probado en favor de las mujeres: Fernando Moctezuma del PRI y José María Lozano del PAN. Uno por Tula y el otro por Ixmiquilpan, ambos con grandes posibilidades de ganar sus respectivos distritos.

Si bien hay partidos que todavía no definen sus candidaturas, hasta ahora en este primer año de la paridad, las hidalguenses sólo conseguimos tres espacios para mujeres con convicción de trabajar por los Derechos de las otras mujeres. La dura realidad es que de las pocas candidatas con perspectiva de género que hay actualmente en la contienda, Érika Rodríguez es la única que ya tiene su lugar asegurado en la próxima legislatura federal.

No obstante, aún si Érika va en solitario por el Estado de Hidalgo, es un hecho que tendrá el mismo trascendente desempeño que tuvo en sus tres años al frente del IHM, que seguramente pertenecerá a la comisión de Igualdad de Género y que sumará esfuerzos con otras feministas, sin importar al partido que pertenezca cada una de ellas, para lograr el adelanto de las mujeres.

La expectativa en el trabajo que desempeñará Érika Rodríguez como diputada federal es alta, y esta vez no sólo seremos las activistas estatales quienes juzgaremos su labor, sino también las feministas de todo el país.

http://twitter.com/taniamezcor

www.facebook.com/TaniaMezcor