Meza de Redacción

Asesinar periodistas

“El 14 de septiembre, cuando nos roba la policía equipo fotográfico y todo, que hasta la fecha no nos ha entregado nada, al compañero Roger del periódico ‘Imagen’ ya le habían hablado del gobierno del estado. Miguel Valero, que era enlace de prensa, ya le había hablado para ofrecerle dinero, para que ya no dijéramos nada. Él, Roger, cuando va a la CEAPP (Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas), la gente de la CEAPP le dice ‘pues ya, mejor acepta el dinero’ ¿a qué grado estamos de indefensión?”, dijo Rubén Espinosa durante la entrevista que le realizó el periodista Luis Guillermo Hernández, para emeequis.

En esta entrevista que le fue realizada cuando ya estaba refugiado en el Distrito Federal, el periodista relata el acoso y la violencia que sufrió en Veracruz por ejercer el oficio más peligroso de México.

Rubén Espinosa no cubría la fuente del narcotráfico, sino la de movimientos sociales. Como parte del su labor periodística había tomado dos banderas: la mejora de las condiciones laborales de la prensa y la lucha contra el olvido de periodistas asesinados en Veracruz, particularmente del asesinato de

Regina Martínez, corresponsal de la Revista Proceso, asesinada en abril de 2012.

Ahora, él mismo se suma a los nombres de periodistas asesinados durante el sangriento gobierno de Javier Duarte, y que no deben ser olvidados: Noé López, asesinado en junio de 2011. Miguel Ángel López Velazco y Misael López Solana, ejecutados en marzo de 2011. Yolanda Ordaz, asesinada en julio de 2011. Gabriel Huge, Guillermo Luna y Esteban Rodríguez, embolsados y arrojados al canal de aguas negras en mayo de 2012. Víctor Báez, asesinado en junio de 2012. Goyo Jiménez, ejecutado el 11 de febrero de 2014, Moisés Sánchez, encontrado muerto el 2 de enero de 2015. Armando Saldaña, asesinado en mayo de 2015. Juan Mendoza, ejecutado en julio de 2015. Y Regina Martínez en 2012, en cuya memoria Rubén Espinosa había develado una placa un día antes de ser torturado y asesinado con tiro de gracia.

En Hidalgo no se sufren los altos grados de violencia que en Veracruz por el ejercicio periodístico, pero las agresiones contra la prensa resultan cada vez más frecuentes.

Agresiones a periodistas en Hidalgo

Las siguientes son algunas de las agresiones contra periodistas en Hidalgo más sonadas en los últimos meses (lamentablemente éstas no son todas):

El 7 de mayo el reportero Víctor Valera llevó a cabo un pronunciamiento en el Congreso del Estado contra la omisión de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) luego que a seis meses el organismo no había resuelto la queja por discriminación contra Ernesto Gil Elorduy, coordinador del legislativo hidalguense. La queja CDHEH/V6-33-05/14 asentó el hecho que se suscitó el 7 de noviembre de 2014, cuando después de la sesión del congreso, durante una entrevista con medios de comunicación, y luego de que Valera le cuestionara sobre la deuda pública estatal, el diputado priista le respondió ofensivamente diciendo que no podía responder a la pregunta porque el reportero tenía mal aliento.

El periodista inició una queja ante la CDHEH, la cual se resolvió seis meses después. La Comisión Estatal determinó que el legislador debería guardar las formas sociales hacia el reportero. Buenos modales y nada más.

El pasado 5 de junio el reportero Axel Chávez recibió amenazas en los comentarios del portal web del medio de comunicación donde labora, luego de publicar un trabajo sobre los bienes de algunos líderes de partidos políticos en el estado. El periodista inició un acta circunstanciada en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo.

Mediante un video que circuló en la red social de Facebook, se muestra que el pasado 7 de junio día de la jornada electoral, el periodista Juan Manuel de la Rosa Witvrun, fue víctima de agresiones por parte de dos integrantes del equipo de campaña del hoy diputado federal electo por el distrito VI de Pachuca, Alfredo Bejos Nicolás, hecho que quedó consignado en la carpeta de investigación SC-0961-2015-RH en la PGJEH.

El pasado 11 de junio la diputada federal electa por el distrito I de Huejutla, Carolina Viggiano llamó al teléfono celular del periodista Anselmo Estrada Alburquerque, quién en su columna mencionó que dicha política ganó la elección gracias a los operadores de Coahuila en Huejutla. Tal publicación provocó el enojo de Viggiano Austria, quién se contactó con el periodista para requerirle pruebas sobre sus dichos. De acuerdo al columnista la priísta lo amenazó. Posteriormente, cuestionada por la prensa, Viggiano reconoció haber llamado al periodista, ya que consideró “más práctico hablarle que hacer uso del derecho de réplica”.

Cierta y afortunadamente, Hidalgo no es Veracruz, pero la violencia extrema inicia cuando el problema no se atiende desde la raíz, cuando las pequeñas agresiones que parecieran hechos aislados son consideradas “gajes del oficio”.

http://twitter.com/taniamezcor

www.facebook.com/TaniaMezcor