Estado fallido

Es surimi de Miley

No puedo creer que estoy cerrando mi semana defendiendo a Miley Cyrus, porque, pues francamente, hacerlo atenta contra mi concepto de calidad de vida. Pero ni modo, a veces hay que apechugar y hablar de ciertos temas en favor del bien común. Esto es lo que ha pasado esta semana. Después de su concierto en la Ciudad de México un portal decidió simplemente inventar una nota en la que le atribuían comentarios racistas y antimexicanos a la cantante e internet explotó.

Pero, aunque muchos inocentes lo creyeron y lo publicaron citando la venerada fuente de “según medios mexicanos”, el fenómeno fue más allá. Al buscar la nota, como muchos lo hicieron uno de los primeros portales que aparecieron era una copia tramposa y pirata del portal de Televisa donde la nota se desplegaba para después dar muchas notas de alto contenido sexual. ¿Se imaginan qué buenos días tuvieron los que cobran por cada click que uno hace en su portal después de una treta como esta? Lo peor para mí fue ver a tantos conocidos profundamente indignados y exigiendo un castigo ejemplar para la hija de Billy Ray por atreverse a venir a nuestro país y luego decir cosas feas de nosotros. A ver, Einsteins: una cosa es meter la pata, como lo hizo en su show (al involucrar los símbolos patrios) y otra cosa es decir algo que, sin duda, te perseguirá por el resto de tu carrera.

En Estados Unidos la comunidad latina/mexicana ya se organiza y el precio puede ser demasiado alto. Sería la nota más comentada de la farándula allá, pero no lo es ¿y saben por qué? Porque nadie la escuchó decir nada.

Sin embargo, la gente va a creer lo que quiera creer. Que la verdad no sea un impedimento para ello. Yo por eso sigo, hasta la fecha, pidiendo que alguien me enseñe la dizque famosa grabación de Ninel Conde confundiendo al tsunami con el surimi.

Y créanme, tampoco quiero dedicar mis minutos a defender a Ninel.  Pero tanto surimi ya está haciendo mucho daño. 

Servicio social

 Para esos cuantos reporteros despistados y  muy jóvenes que no vieron nunca la obra con Silvia Pinal, un pequeño servicio social para cuando tengan que hablar de la puesta en escena que ahora protagonizará Itatí Cantoral: la obra Mame se pronuncia: “Meim”.  Por su atención, muchas gracias.

¿En serio?

¿Justin Bieber se desgarró el tímpano? ¿Y todavía hay quien duda de la justicia divina? ¿Big Brother en su edición 16 y EU sigue siendo una potencia mundial?

susana.moscatel@milenio.com