Estado fallido

Lo que no supo Marty McFly

Si hoy en día se filmara Regreso al futuro por primera vez, Robert Zemeckis hubiera tenido cierto tipo de problemas que nunca imaginó en 1985. Por ejemplo, la razón por la que se dispara toda la acción en la primera película es porque un grupo de terroristas de Libia creían que estaban comprando plutonio de Doc Brown con toda la intención de hacer un arma atómica.

Aparte de ser acusados de islamofóbicos en estos días (así se las gasta la policía de lo políticamente correcto) ese tipo de problema es taaaaaan de la Guerra Fría. Hoy en día, Libia ni figura en todo el asunto y la NSA probablemente hubiera arrestado a Doc antes de que pudiera abrir la extraña puerta de su fantástico Delorean. Además, con tanto regadero nuclear desperdigado por la antigua Unión Soviética, ¿para que llegarían estos compadres hasta Hill Valley, EU, para hacer su siniestra compra?

Ya que estamos a cinco días de que se cumplan, o no, todas las predicciones que la segunda película de la saga hizo, creo que es buen momento para ver qué cosas definitivamente no vio venir. Más allá de lo que decía ese preciado almanaque de deportes del villano Biff Tannen y que si los Cachorros de Chicago pueden ser campeones o si las hooverboards (patinetas voladoras existen) yo tengo otro tipo de preguntas.

Donald Trump quiere ser presidente. Eso es todavía más surreal que el bully de la película, Biff, sea un millonario dueño de casinos y padrastro maldito de Marty. Por supuesto que la cinta imaginó objetos de comunicación de realidad virtual donde todo mundo estaría conectado. Esa enajenación es algo similar a lo que vivimos hoy en día con nuestros teléfonos. Pero ni por ahí les pasó la idea de que los selfie sticks reinarían en el mundo. Que en nuestra necesidad de ser vistos solo acabaríamos viendo una versión en una pantallita de nosotros mismos. Sí, el desgaste social, sobre todo para la familia McFly es tremendo, pero tal vez si Marty hubiese tenido un monopie de aquellos desde el principio tal vez con un buen swing se hubiera ahorrado de todo el numerito de ser perseguido mientras descubría que toda su familia se había convertido en el equivalente un grupo de Godínez deprimidos de derrotados.

Ah, por cierto, cuando el jefe de Marty McFly lo corre a través de una pantalla de televisión que está en su casa hasta ahí me la creo, pero lo que definitivamente no pasaría es que impresoras por toda la casa empezarían a aventar papeles con la frase "You are fired!"(Estás despedido), ¿para qué hacer eso si hoy en día puedes correr a quien sea o incluso terminar una relación por WhatsApp sin tener que matar arboles? Y ni empecemos a hablar del calentamiento global ahora que estamos "en el futuro".

En fin. Si ustedes son demasiado jóvenes para preocuparse por cualquiera de las cosas dichas anteriormente, se han perdido de una de las mejores, más emocionantes y absolutamente entrañables trilogías en la historia del cine. La buena noticia es que serán reestrenadas ahora para celebrar los 30 años desde que Marty realmente volvió al Futuro un 21 de octubre de 2015 cualquiera.

¿En serio?

¿Miley Cyrus piensa dar un concierto totalmente desnuda? ¿Cree que es algo que no hemos visto mil veces ya? ¿Será solo para llevarle la contra a Playboy en Estados Unidos? ¿Eso se lo habría imaginado Marty McFly para 2015?


@SusanaMoscatel