Estado fallido

"El rey león" desde adentro

Anoche fue la primera función abierta al público de El rey león México. Hace dos noches el ensayo general con la presencia y atención intensa de la directora Julie Taymor. El próximo jueves será el estreno oficial. Y aunque se han dicho muchas cosas acerca de este musical de Broadway, hay ciertos detalles extraordinarios que tuvimos la oportunidad de conocer desde adentro, desde el primer ensayo, desde las audiciones, de hecho, que vale la pena compartir.

Clement Ishmael, el director musical de la puesta en escena a escala mundial, me decía y me recalcaba que le sorprendía que muchos de nuestros cantantes no saben lo extraordinariamente talentosos que son. Y dice que deberían. Le creo. Nos han vendido tanto el cuento de que no somos del “primer mundo” que a veces lo reflejamos. Sin embargo, la cosa es que las voces de muchos de estos hombres y mujeres que quedaron en el elenco de la obra van más allá del talento. Para haber quedado ahí después de tanto escrutinio, no son menos que extraordinarias. Y eso es lo que finalmente ustedes escucharon. Pero vaya que los hicieron trabajar hasta que todo fuera perfecto.

Debo decir que hemos visto la obra en diferentes lugares del mundo y la precisión de la danza en muchos de estos personajes es de agradecerse aquí. Y si se fijan, las actuaciones están llenas de detalles que quizás parecerían se pierden en un cuadro tan lleno de elementos, color y movimiento. Pero generan sensaciones que van mucho más allá de lo que muchos esperan al entrar a ver la obra. No, no es un musical hecho solo para niños.

Desde adentro (y ese fue nuestro gran privilegio) es imposible hacer una crítica. Te enamoras de los personajes. De las personas. De los esfuerzos. Recuerdas cada nota que trabajaron una y otra vez para que quedara perfecta. Cada paso. La primera vez que se unieron la coreografía con los puppets, con la actuación y con las voces. Crees que ya todo lo vivirás en piezas una vez que corra la obra. Que cada escena tendrá su propia anécdota en tu mente que te alejará de la historia, ¿pero qué creen que me pasó?

En el momento en el que bajó la luz y la obra empezó, hace dos noches, se me olvidó todo. Estaba, como John Stefaniuk (el director) me había asegurado, en África. Al menos en el África de los sueños de Julie Taymor. Y me llevaron con ellos. Me hicieron olvidar que conocía las costillas y las entrañas de la obra. Los detalles, las discusiones, las complicaciones y los esfuerzos más allá de lo humano para llegar a donde estaban hoy.  Acabaron con mi disfunción profesional que luego no me deja gozar del entretenimiento. Eso, para mí, lo dice todo y lo agradezco como nada. Hakuna matata. 

¡Que alguien me explique!

¿Quién dictaminó que las ceremonias latinas como los Billboard tienen que ser tan chillantes, con exceso de maquillaje, ropa vulgar y conductoras gritonas? ¿Quién decidió que eso significa ser latino? ¿Quién podrá ayudarnos a no ser tan...? Ough.

¿En serio?

¿El publicista de Robert Downey Jr. de verdad trató de convencernos que éste está halagando a Iñárritu al decirle brillante por poder estructurar una frase?

susana.moscatel@milenio.com

http://twitter.com/susanamoscatel