Estado fallido

Lo que provoca Del Toro

Quizá es ese brutal contraste entre la encantadora persona que es y los terroríficos mundos que genera. Es probable que ya haya  hecho escuela; ya existe un estilo que muchos imitan y que fue inventado por el cineasta de Jalisco. Pero el hecho es que nunca he conocido a nadie que haya trabajado con Guillermo del Toro y que no lo ame con una pasión digna de ser reseñada. El caso que viví este fin de semana fue en una plática con la gloriosa Jessica Chastain, quien está promoviendo Interestelar; Sin embargo, cuando le pregunté sobre su experiencia de trabajar con Guillermo del Toro, en definitiva gritó.

“¡Es mi amigo! Lo amo.  He trabajado dos veces con él. Una en Mamá, que él produjo. Me divertí tanto haciendo esa película y también hice una cinta llamada Crimson Peak. Ya la vi y es increíble lo que creó. Es una cinta tan hermosa. Y estoy muy emocionada de que la gente la vea el próximo año. Es triste, porque van a tener que esperar tanto para verla, pero así es como la están distribuyendo y está bien, supongo; hay que hacer crecer la anticipación”, nos dijo.

Y es que Jessica tiene toda la razón del mundo. Anticipación es la palabra que opera aquí. Falta un año para este estreno y todavía tenemos El libro de la vida en las pantallas. ¿Hay que ir poco a poco con la genialidad? Quizá, pero la descripción que el mismo Guillermo hace de la cinta la vuelve ya casi, casi una necesidad cinematográfica. O en otras palabras, algo que no puedo esperar a ver: Un romance gótico, pero al extremo. Con más de todo. Con la pasión y la sangre de Guillermo. Y el amor desmedido y absoluto agradecimiento de sus actrices. Jessica cuenta la historia así.

“Lo que amo es que él me mandó un script y yo respondí a un personaje que es muy diferente a mí y ajeno a cualquier cosa que yo hubiera hecho antes. Cuando le dije eso a Guillermo, que estaba interesada en este personaje, él no tuvo miedo. Muchos directores podrían  decir: ‘Mmmm… no te veo de esa manera’, pero él lo que dijo fue: ‘Perfecto. Cool’, y me permitió retarme a mí misma. No se lo dejo de agradecer”.

Debo decir que salí de la entrevista con la misma sensación que ella. ¿Un año para verla? Ni modo. Aún no terminamos esta temporada y ya empiezan a asomarse las emociones del año que viene.

Interesante

¿Se han fijado cómo la libertad de expresión se la condicionamos a los artistas según lo que nos parezca su trabajo? En el Festival de Cine de Morelia las manifestaciones de varios actores respetados de cine respecto a la situación en Guerrero fueron cubiertas con respeto. Pero cuando Fher de Maná lanzó un comunicado diciendo casi lo mismo ardió Troya en las redes sociales. Solo una observación.

susana.moscatel@milenio.com