Estado fallido

La poderosa Taylor Swift

Es de esas artistas que me causan todo tipo de reacciones. En un momento odio todo lo que hace y de pronto me encuentro bailando feliz su sencillo “Shake it off” en alguna fiesta. Es molesto, porque Taylor Swift no nos deja en paz. Ni para bien ni para mal.

 Pero hay que admirar algo, sin la menor duda. Esta muy joven mujer se ha vuelto la primera gran poderosa de la industria de la música en la generación posdisqueras. Al menos, pospoderío absoluto de disqueras. Hoy en día mandan los gigantes de la tecnología. Por eso Jay-Z lanzó Tidal. Por eso Hillary Clinton colocó su playlist electoral en Spotify y por eso nadie se peleaba con la manzanita. Nadie.

Pero Swift, quien aparentemente sabe que su poder no depende de una plataforma o medio reproductor en especial, se negó a que su disco 1989 sea colocado en el nuevo servicio de streaming que anunció Apple. No solo eso tuvo la osadía de decirle a la compañía ahora liderada por Tim Cook que ella no les pedía que regalaran sus iPhone, ¿por qué estarían esperando que los artistas regalaran su música, aunque fuera por tres meses? Más interesante todavía, la compositora dijo que muchos en la industria sentían lo mismo, pero temían decirlo. Ella, finalmente, se puede dar el lujo de hacerlo por el simple hecho de tener un éxito tan arrollador que ni este tipo de pleitos la puede detener. ¿Cuántas veces habíamos visto algo así? ¿Michael Jackson diciendo que Tommy Mottola era el diablo? ¿Amandititita mandando al diablo a Sony Music? Hay que ser muy valiente o estar muy loco para tomar este tipo de postura en esta industria que cambia día a día. ¿Pero saben qué? Sospecho que cuando todo caiga por su propio peso, la señorita Swift va a estar bien y sin problemas. Y mientras que muchos de nosotros no pensamos que un sistema como el de Apple, Tidal o Spotify para el caso, sea necesariamente una abuso contra los artistas, me queda claro que muchos en este negocio se lo agradecerán.

¿En serio?

¿La carta de Taylor Swift se titulaba “Para Apple con amor”? ¿Hay tantos ofendidos por el memo de Sony que se publicó después de ser robado que decía que Spiderman no puede ser latino? ¿Por qué habría de serlo si el personaje simplemente no lo es? 

¡Que alguien me explique!

¿Cómo aterrizaron tan bien un tema tan complejo los señores de Pixar en Intensa-mente? ¿Cómo lograron que el nombre fuera mejor en español que en inglés? ¿Cómo le hicieron ustedes que la vieron este fin de semana para no sentir que fueron como siete sesiones de psicoterapia en una sola película? ¿Cómo salieron de ahí sin sentirse exhaustos?

susana.moscatel@milenio.com

http://twitter.com/susanamoscatel