Estado fallido

La belleza extraviada

Creo que la cinta Belleza inesperada tenía expectativas tan altas que hubieran sido prácticamente imposibles de cumplir, sobre todo con ese elenco y esa premisa. Buscar el sentido de la vida es uno de los temas más perseguidos en la literatura, la filosofía y la historia del hombre y eso es lo que buscaba narrarnos esta película protagonizada por Will Smith, Helen Mirren, Edward Norton y Kate Winslet.

Así que nos quedamos viendo el poderoso trabajo actoral del elenco y nunca logramos meternos del todo a una historia que tiene toda la esperanza de hacernos llorar y reflexionar, pero cuyos giros para hacerlo son tan evidentes que uno se queda con una especie de extraña sensación. Como cuando rompemos una dieta por algo con muchísimas calorías que no fue tan delicioso.

Y claro, el tema de película navideña no es cualquier cosa. Will Smith, en conferencia de prensa, nos confirmó que es lo que estaban buscando en ese sentido.

“Cuando leí el script, sí me llevó a ese sabor navideño con el cual recuerdo haber crecido. Es una vida maravillosa y ese tipo de películas que están justo en la orilla de la fantasía, pero tratando temas que son poderosamente humanos”.

No me malentiendan. La cinta funciona y yo en lo personal me la pasé bien viéndola. Pero seguramente no se quedará en la lista de los recuerdos memorables de nadie. Lo que sí, como suele ser, es que donde Helen Mirren ponga un pie, uno no puede dejar de verla. Esa actriz es mágica. Y con su seco sentido del humor británico (aunque el personaje sea neoyorquino), además de su siempre refrescante honestidad, interpreta a la muerte, o más bien a una actriz contratada para convencer al personaje de Will Smith de que ella es una versión teatral de la huesuda. Ella ríe al contarnos.

“Como estaba interpretando a la muerte, yo quería que se sintiera lo más viva posible, ya fuera que eso resultara divertido o no. Y sí tuvimos muchas discusiones sobre quién sería esta mujer, una actriz del East Village. No soy yo exactamente, pero creo que es en quien me hubiera convertido de no haber tenido el éxito que evidentemente tuve”.

Hay ciertos actores que pueden hacer magia hasta con un guion simplón. En este caso, a pesar del poderío y estrellato del elenco estelar, la que se lleva todo es Dame Mirren. Una vez más. Solo por ella valdrá la pena ver Belleza inesperada. Como lo dice el título, uno nunca sabe dónde se encontrará lo más hermoso, cuando parecía que no había manera.

¿En serio?

¿Ahora el pleito es con Vanity Fair, Donald Trump? ¿No hay dos o tres cosas más que podría usted estar haciendo en estos días?

Twitter: @SusanaMoscatel