Estado fallido

La palabra que empieza con “C”

Recuerdo bien en varias películas de los 80, como Terms of Endearment (La fuerza del cariño) o Magnolias deacero, por ejemplo, que cuando de alguno de los personajes se enteraba que tenía cáncer, los demás no se atrevían ni a mencionar el nombre de la temida enfermedad. Le decían “The ‘C’ Word”.  El estigma y el miedo acompañaban el tema de la misma manera que la ignorancia de otros. Eso no ha cambiado mucho, pero es hora de que lo haga. Para ganarle al enemigo, hay que verlo a los ojos.

La mayoría de los comediantes del mundo dicen que hay muy pocos temas de los que no harían nunca chistes, y el más mencionado en todas las encuestas (y vaya que se han hecho varias) es el cáncer. Sin embargo, se han hecho intentos interesantes de buscar la manera de que una sonrisa ayude a sacar adelante los momentos más rudos de la enfermedad, en todas sus formas. Una de ellas, por ejemplo, fue la serie de Showtime The Big C, protagonizada por la gran actriz Laura Linney, donde una mujer que vive con melanoma aprende a lidiar de formas irónicas y hasta cómicas con el temido asunto.

Pero mi frase favorita al respecto fue de la querida Daniela Romo cuando hace unos días platicó con nuestra compañera Adriana Jiménez respecto a los esfuerzos del patronato del Instituto Nacional de Cancerología para informar, prevenir, tratar y recaudar fondos contra la enfermedad. Gran parte de este trabajo que hoy se está llevando a cabo en el Cancerotón en Ciudad  Victoria, Tamaulipas, tiene que ver con escuchar y aprender de los testimonios de aquellos que han pasado por esto.

Daniela, como pueden leer en la entrevista que publicamos hoy en ¡hey!, habló de cuánto le ayudó tener una actitud sana y sentido del humor respecto a lo que estaba viviendo. Siempre tener un chiste a la mano. Agrupar a los suyos para la batalla e informar. Ahora ella, quien se ve y está maravillosa, se ha convertido en un gran ejemplo (como muchas otras valientes personas) para todos los que tenemos tanto que aprender.

Este evento, que resuena desde Tamaulipas a través de Multimedios, cuenta con mucho talento y, sobre todo, mucho amor. Grupos como 3BallMonterrey, Primos MX, Explosiva Sonora y muchos más están donando su tiempo y esfuerzo para que  la gente tenga la información que requiere. Esto ocurre hoy, y octubre es un mes en el que hay mucha presencia de la información. Pero nunca es suficiente. Es un tema que requiere nuestra absoluta y constante atención.

Todos tenemos a alguien que ha pasado por ello. Todos sabemos historias donde la prevención salvó vidas. Quizá hemos escuchado, aunque de manera menos directa, de los enormes fondos que se requieren (y que aún faltan) para la investigación y los tratamientos. Y a todos, sin la menor duda, como en las películas de los 80, nos da miedo esa palabra que empieza con “C”. Pero ella no discrimina, así que es una batalla que nos toca a todos en conjunto. Y por eso hoy apoyamos al Cancerotón. Escuchamos y aprendemos de la campaña Un minuto contra el cáncer y nos preparamos mejor, para luchar contra este gran enemigo común.

¿Quieren hacer algo más? Échenle un ojo a 1minuto.org. Ahí, como diría un famoso comediante mexicano, está el detalle.

¿En serio?

¿La dictadura perfecta se proyectó en el Senado de la República? ¿La llevarán también de manera oficial a varios estados donde ciertos gobernadores están en la mira de México?

susana.moscatel@milenio.com