Estado fallido

Salven lo que puedan de 2016

Como buen público apocalíptico, admito que ya lo tenía en mi lista de pendientes, me puse a leer The Princess Diarist de la recién fallecida Carrie Fisher y me quedé impactada. Ella misma narra cómo en el año en que todo cambió para la historia del cine con la aparición de Star Wars murieron muchas personas extraordinarias. Y en cierta manera para los que se quedaron la vida siguió más o menos igual.

Para muchos de nosotros no se sintió así 2016. Sobre todo para los que medimos nuestras vidas, años y emociones, undead y sobre todo música. Por ahí un amigo hacía referencia en sus redes sociales al terrible 3 de febrero de 1959, cuando en un accidente aéreo murieron Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Booper. Don McLean hizo la emblemática canción llamada “The day that music Died”, refiriéndose a ese trágico instante donde se perdió tanto. ¿Qué podría escribir Don McLean de 2016?

Claro que es un cliché decir “Pinche 2016, ya acábate”. Pero la verdad es terapéutico, y hasta necesario, para muchos de nosotros, los niños de los 80. Y miren que cuando éramos pequeños, si hablamos de política estadaunidense, el presidente era Ronald Reagan.

Años de “We Are The World”, “Under Pressure”, “Wake me up Before you Go Go”, “Purple Rain”, “Everybody Knows”, y tanto más podían contrarrestar mucho. Y vaya que (aunque sé que no es muy querido en nuestra nación, por algunos) Reagan era una bendición al lado de lo que se nos avecina el próximo 20 de enero, con el señor mejor conocido como Orange is the New Black o Donald Trump para los que gustan de la mala tele.

La música siempre ayuda. Pero, ¿quiénes en las nuevas generaciones están tomando el lugar de tantos que se fueron este año? Claro, hay un Ed Sheeran, tenemos a un maravilloso John Legend, Beyoncé, sin duda es una revolución y en otros géneros quizás (perdonen mi obsesión) está Lin-Manuel Miranda.

Hay grandes músicos, pero, ¿quién de ellos está cambiando al mundo? ¿Están este mundo, este año que termina y el que estamos por empezar dispuestos a cambiar a través de las ideas y la música?

Ojalá. Ojalá. Ojalá. Millennials, les toca. Y cuiden a los dos Beatles que quedan de la generación de sus abuelos y bisabuelos, porque de ahí parte todo. Regresen, salgan del estridente pincho, busquen ideas, revoluciones y conmociones de todo tipo hasta en su pop más elemental.

Tal vez 2016 merece las mentadas que se lleva por ser uno de los años en los que la música murió.

Pero ustedes están a tiempo de salvar el recuerdo y hacer algo magnífico este 2017. En honor a lo que se llevó el pinche 2016, chicos. Les toca. Por favor.

¿En Serio?

¿Debbie Reynolds?

Twitter: @SusanaMoscatel