Estado fallido

La muerte del 'Perrito'


Había escuchado lo impactante que había sido, solo por la manera en como ocurrió la muerte del Hijo del Perro Aguayo en el ring sobre el que luchaba en Tijuana. Vi muestras de auténtico y absoluto dolor por todos lados. De personas de quienes lo último que imaginarías es que fueran seguidores de la lucha libre. Y, por todos lados, aparecía ese espantoso, pero muy contundente video que subió Tv Azteca Tijuana, donde se veía todo lo que ocurrió sobre el ring el pasado viernes en la noche.

Para ser franca, no quería verlo. Pero ahora, con las nuevas gracias de Facebook, los videos empiezan a correr solos cuando pasas por ellos. Claro que tenía la opción de salirme de ahí, pero enfrenté, con temor, lo que sabía que sería la imagen de alguien, de alguien muy querido por millones de personas, morir en la pantalla que sostenía en mis manos. ¿Saben lo que vi ahí? A alguien haciendo lo que amaba hasta el último instante de su existir. Acababa de ser derribado del ring y subió de un impactante salto de regreso, segundos antes de la tragedia. Seguro que jamás se enteró de lo que ocurrió. Esa es mi impresión al menos. Para él, de seguro, la historia fue una de dar batalla con todo su ser hasta el final, del cual ni siquiera se llegó a enterar.

No pretendo saber nada de lucha libre. Nada. Pero sí me queda muy claro cuando veo a un ídolo de la gente. De cuando una muerte tan solo impacta a lo diferente que es una que de verdad duele a los seguidores.

Y en un par de ocasiones pude convivir con El Perrito, en un programa que hace años hacíamos en el 52MX donde hasta nos llegamos a subir al ring con él para hacer nuestro show. Era un tipo a toda madre y, sin la menor duda, así será recordado.

A la defensiva

Y es que en estos tiempos de cibersorpresas, algunas nada agradables, es la única manera para actuar si es que uno tiene un alto perfil. Y nadie lo tiene más claro que la señorita Taylor Swift, quien compró los dominios de internet TaylorSwift.porn y TaylorSwift.sucks antes de que estos salgan a la venta para el público en general.

Hizo bien. Y ahora el ejercicio interesante para tantas (y alguno que otro) famosas y famosos. ¿Quién se considera en peligro de ser usurpado por la industria sexual? ¿Quién tiene una imagen tan "limpia" que proteger que jamás podría darse el lujo de que su nombre sea usado por estos mercaderes de los bajos instintos?

Estamos hablando de que estos son los días en los que muchas de las carreras más efectivas en la farándula internacional fueron lanzadas por algún video porno hecho en casa. ¿Y en México, donde supuestamente somos tan conservadores? Pues a estas alturas solo se me ocurren personajes que se cocinaron en otros tiempos, como Lucero (la de hace más de 10 años), como aquellas que tendrían que comparar estos dominios para evitar dañar la marca de "santidad" con la que se manejaban. Como sea, será divertido ver la compradera que se dará estos días de esos dominios y también está bueno preguntarnos, en nombre de las que no lo hagan, ¿se vale todo en internet?

¿En serio?

¿Estamos festejando los 30 años de Regreso al futuro y los 25 de Mujer bonita? ¿Y ya hay varias generaciones que jamás vieron estas películas?

susana.moscatel@milenio.com