Estado fallido

La "mata" de Memo

Hay un hombre que vende pelucas de colores por las avenidas que suelo recorrer para ir a la redacción. Hace un par de semanas se acercó orgulloso elevando hasta el cielo una de rulos (aparentemente de algún tipo de poliéster), mientras pregonaba “llévesela, llévesela; es la mata de Memo Ochoa”. En lo que cambiaba la luz del semáforo vi cómo vendió dos a un precio bastante elevado. Me dio mucha risa, porque esa misma peluca estaba a mucho menos de la mitad semanas antes del Mundial y la publicidad verbal nada tenía que ver con nuestro portero consentido.

Este fin de semana que pasamos por ahí lo vimos otra vez, pero ahora con un letrero que decía “mata de Memo al 2 x1”. ¡Qué cruel es el mercado libre! ¿no? Todo por un maldito (ya sé, ya sé, no lo fue) penal. Sin embargo, unos segundos después estábamos riendo otra vez. La dichosa y muy chafa peluca seguía costando casi el doble de lo que antes estaba cotizando en la calle ¿O a poco creen que solo las televisoras tienen un complejo e intenso sistema para ganar dinero con cosas como el Mundial?

Rescates e inconformes

Ha sido un orgullo ver el trabajo que varios personajes del medio del espectáculo han hecho, año con año, a favor de los animales. Lástima que los temas se acaben politizando y la gente deje de creer. Pero de vez en cuando vemos a aquellos, como es el caso de Beto Castillo, que encabeza El Muro, desgarrarse personalmente con tal de evitar el sufrimiento de los animalitos que tienen la desgracia de compartir el mundo con una especie egoísta y cruel como la nuestra. Particularmente, en este caso perros de la calle. Con Beto trabajan Susana Alexander (incansable), Lola Cortés, Raquel Garza, Angélica Vale y tantos más para promover la esterilización y la adopción.

Y ahora, por otro lado, se ha vuelto a lanzar la campaña de Llévame a casa, encabezada por Mara Reyes y Alex de la Madrid, en la que apoyan a diversos grupos de valientes rescatistas independientes a encontrar hogar para los animalitos que vienen de situaciones terribles. Entre algunos de los famosos que son parte de esta campaña, que se lanza hoy, está Eugenio Derbez, Alessandra Rosaldo, Danna Paola, Sofía Castro, Marlene Favela, Jessica Coch, Ludwika Paleta y muchos más. Siempre es delicado hacer listas cuando son tantos, pero ahí están en www.llevameacasa.org y vale la pena que le echen un ojo.

Todo esto es auténticamente hecho de corazón. Por convicciones personales y buenas intenciones. Pero con profesionalismo y mucho trabajo. Y es una batalla eterna. No solo porque hay muchos a quienes simplemente no les va a importar o incluso harán esa absurda crítica de “¿por qué ayudas a los animales habiendo otras causas?” (como si hacer un bien excluyera al otro). O, simplemente, no faltan aquellos que le encuentran problema a todo. Mi favorito fue “esos perros están muy bonitos, ¿por qué no ayudan a los que están feos?” ¡Wow! Cada uno de esos perros es mestizo y fue rescatado de las peores circunstancias posibles de la vida. Fueron rehabilitados y curados con amor, mucho esfuerzo y casi nada de presupuesto. Y ahí están, bañaditos para la foto esperando encontrar un hogar, pero son exactamente los mismos seres que deambulan por nuestras calles y a los que a tantos se les hace fácil patear. Eso solo demuestra el punto de la campaña. El amor no requiere nunca de pedigrí.

¿En serio?

¿Un jefe rebelde en Siria llamó al levantamiento de armas portando una libreta de Hello Kitty con sus apuntes?

susana.moscatel@milenio.com