Estado fallido

En mala hora

Es un fin de semana extremo en la pantalla grande y hay mucho que decir sobre los estrenos que podremos ver. Pero sí hay ciertas cosas importantes que hay que destacar. Y es que por más pasión y alegría que nos provocó la visita de Hugh Jackman a nuestro país a promover su cinta Pan, resulta muy desafortunado que haya coincidido con el estreno tan esperado y tan atrasado de Carmín tropical.

No me estoy engañando. No creo que el mismo público que busque una precuela en fantasía de Peter Pan esté haciendo filas para ver la historia de cómo se investiga un asesinato por homofobia dentro del contexto de la cultura muxe en Juchitán, Oaxaca. Carmín tropical narra esta historia en ese espacio de nuestro país donde los hombres se visten de mujer de manera habitual. Ahí es donde la cinta de Rigoberto Perezcano comienza a narrarse. Y dicha historia lleva más de un año sorprendiendo en festivales. A casi un año de su gran triunfo en Morelia, al fin llega a nuestras pantallas, y vaya que ya era hora.

Como digo, no creo que sea el mismo público de Pan. ¿Pero competir con esa maquinaria de publicidad justo en este fin de semana? Mala suerte. Mala programación. Y queda la esperanza de que el público que realmente no tiene miedo de ver algo de calidad, nuestro, doloroso, inteligente y distinto no se deje distraer.

Pero esa no es la única complicación este fin de semana para los que quieran decidir qué película ver. El encanto de Hugh Jackman no tiene límites y Carmín tropical es algo que tardó demasiado en llegar. Pero también está (casi milagrosamente) Straight outta Compton (Letras explicitas) que narra de manera épica y fascinante la historia del grupo de raperos angelinos N.W.E.

Más allá de que si ustedes han seguido el trabajo de Dr. Dre y Ice Cube, quienes siguen activos, lo que esta historia en realidad narra es la confrontación del racismo a través de la música en los años ochenta. La narrativa es extraordinaria y les aseguro que tendrá más de una nominación al Oscar. Así que a menos que usted piense dedicarle todo su fin de semana a ver películas (no es mala idea de vez en cuando) estos próximos días vienen con una buena dosis de decisiones extrañas que tomar. Yo voto por que empiecen con Carmín tropical, luego corran a Compton y ya si les queda ganas de volar vean a Hugh Jackman convertido en un enloquecido pirata en los tiempos previos a Garfio. Por lo menos ahora hay cosas que decidir, en lugar de decir: "¡Solo hay de superhéroes, carajo", cada vez que nos topemos con una cartelera.

¿En serio?

¿Vicente Fernández confirma su retiro? ¿Otra vez?


susana.moscatel@milenio.com