Estado fallido

¿Quién limpia tu retrete?

Aunque no es presidente más que de su propio mundo, Kelly Osbourne aplicó una de tal tamaño que nos hizo sentir nostalgia por los tiempos de Vicente Fox. Discutiendo en el programa The View respecto a la visión racista de Donald Trump, eligió el peor ejemplo que podría haber usado para “defender a los mexicanos” del magnate.

“¿Si se van todos los mexicanos quién va a limpiar tu retrete, Donald Trump?”, preguntó antes de ser interrumpida y sin duda aplastada por las demás mujeres del panel, quienes enseguida vieron la necesidad de separarse de semejantes declaraciones de inmediato.

Lo que ellas no entendieron en el momento es que Kelly no estaba demostrando racismo alguno. Sin duda su selección de palabras fue más que desafortunada, pero ella estaba navegando dentro de un contexto de “lógica” que pudiera apelar al reducido concepto del mundo de Trump. Y claro, enseguida ella se volvió la enemiga número uno del Twitter por lo mismo.

Es muy interesante ver como siempre estamos buscando a nuestra siguiente víctima que “merezca” ser vapuleada y no nos detenemos a pensar que el mensaje no es necesariamente el que estamos interpretando. La británica sin duda se equivocó al no pensar que lo que decía iba a ser tomado como una racista generalización, pero la verdad de los hechos es que estaba defendiendo a aquellos que son agredidos por Trump. Y así sigue y sigue el ciclo. La hija de Ozzy enseguida se dio cuenta de que “la cagó” (sus palabras) y ofreció disculpas por la elección de las mismas. Pero insisto, antes de salir a asesinar la reputación virtual de la gente no nos haría daño pensar un poco en los contextos. Los contextos lo son todo. Y a diferencia de Fox, al menos Kelly se dio cuenta enseguida que tanto metió la pata con sus bien intencionadas frases.

¡Ya no creo en el amor!

Supongo que era de esperarse, pero debo decir que un poco de mi corazón se rompió al leer el comunicado de Miss Piggy, en el cual anunciaba el fin de su relación romántica con la Rana René (lo siento, nunca será Kermit para mí).

Francamente son tiempos tristes si ya no puedes ni confiar en tu Muppet más cercano. Y la verdad yo no sé si creerles o si debo pensar que todo esto es un truco barato de publicidad para promover el nuevo Show de losMuppets que no me voy a perder aunque el Oso Figaredo decidiera irse a vivir con Beto dejando en la calle de la amargura a Enrique (¿qué? Los de Plaza Sésamo también son Muppets).

Lo que sí me queda claro es que estos personajes, siempre mis favoritos, han aprendido uno que otro de los peores trucos que aplicamos los seres de carne y hueso para auto promovernos y sufrir en el proceso. El estar rellenos (aunque sea de una mano humana) no los exenta de ello.

¿En serio?

¿Así es por dentro Lenny Kravitz?

susana.moscatel@milenio.com

http://twitter.com/susanamoscatel