Estado fallido

La comediante y el Presidente

Esta semana el Gobierno de la República invitó a un grupo de líderes digitales para dialogar con el presidente Enrique Peña Nieto respecto al importantísimo tema del internet. Nuestra compañera Bárbara Anderson fue parte central del evento y ya ha hecho en sus diversos espacios una descripción fenomenal de lo que se discutió ahí, los objetivos y las personas invitadas.

Retomo el tema para cerrar la semana, porque a través de las redes sociales se está compartiendo de manera viral y eufórica la narrativa que la comediante Sofía Niño de Rivera con la temática de "El día que hice reír al presidente". Debo decirles que a mí ya me encantaba el stand up que hace Sofía, pero ahora soy irremediablemente su fan.

La descripción que hace respecto a cómo acabó sentada junto al Presidente durante toda la transmisión es de risa loca. Imaginen que la pobre mujer que tenía el puesto de honor terminó siendo reacomodada porque su falda no ayudaba mucho (tienen que escuchar y ver la explicación de Sofía de por qué).

Pero la manera en la que ella narra el encuentro, su absoluta capacidad de reírse de sí misma y la pregunta que finalmente le pudo hacer al Presidente es para aplaudir. Primero que nada reconoció que su presencia ahí era prueba de la libertad de expresión, por el hecho de que pocas personas han molestado tanto al Presidente como ella en sus grabaciones (le dijo que cuando la "Googleara" entendería por qué).

Espero y espero, pero al fin sí pudo hacer su pregunta "Un pueblo con mala educación es un pueblo fácil de gobernar. ¿Está listo el gobierno para un pueblo educado, que su educación va a venir más de internet que del sistema educativo?".

Como ella bien dice, la respuesta fue lo de menos. Tenía ahí su celular y estaba pendiente de las redes sociales, donde recibía mensajes por todos los medios. En su transmisión Sofía respondió:

"Los huevos que tienen detrás de la computadora, todos 'miéntale la madre, pégale, dile que ..' quietos chavos. Quietos Hay respeto, hay inteligencia. Una vez que estás ahí sentada. Hay que hacerlo bien. Es golpe intelectual, no golpe físico".

Y vaya que si alguien no es condescendiente con el Presidente es ella. Véanla en YouTube y se darán cuenta que lo que dice no puede ser más cierto. Que la comedia, la mejor de ella, se trata de crítica social. No se trata de dar golpes por puro enojo, sino de cuestionar, construir y ¿por qué no? Hacer reír. ¿No les parece sublime que sea una comediante la que tenga que venir a recordarnos esto?

¿En serio?

¿La boda del año será en Acapulco este fin de semana? ¿Estará todo Televisa y medio Hollywood?

susana.moscatel@milenio.com