Estado fallido

“Los actores somos inseguros”: Derbez

Uno diría que el éxito debería dar mucha seguridad. Sobre todo cuando este éxito está sellado en piedra, en forma de una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Pero no es el caso de Eugenio Derbez

"Me pasa algo muy curioso. Entre más escalones voy alcanzando, hay algo adentro de mí que me provoca incredulidad. '¿Sí logré esto?'. Me pongo a ver el póster de la película y siento como si no fuera yo, como si no lo hubiera hecho y lo estuviera viendo desde afuera. Me pasó lo mismo con la estrella".

En un mundo donde las apariencias son todo la candidez de Eugenio siempre es apreciada. Y no es que no tenga batallas contra las que tenga que luchar a diario. Como ésta, en la que nos da una muy interesante perspectiva de lo que viven muchos en su profesión.

"Los actores somos muy inseguros. Me siento muy inseguro y siento que todavía no me he ganado el lugar que puedo tener aquí o el lugar que puedo tener allá. Cualquier cosa. Siento que no me lo he ganado. Así que tengo ganas de seguir luchando para demostrar que sí puedo. Eso, creo que me ha mantenido con los pies en la tierra. Sintiendo que hay mucho por hacer, mucho por ganar para poder decir: 'Ya llegue'. Aunque de hecho creo que nunca llegas a ningún lado. Tienes que seguir luchando.

Y ante las malas caras...

Son pocos y muy escandalosos, pero no deja de impresionarme cómo hay gente que no está de acuerdo ni con ellos mismos cuando se trata de discutir. Hace algunos días, cuando publicamos la nota donde, a pregunta expresa de una servidora, Eugenio comentaba que se sentía responsable por tratar de ayudar a la comunidad latina ante la amenaza llamada Trump, no faltaron aquellos que se molestaron.

No se molestaron porque fueran partidarios de Donald, sino porque Eugenio estaba haciendo eso en otro país. Eugenio o cualquiera. Y de ahí la reflexión de cómo no hay causa que no moleste al de la causa de enfrente. ¿En serio creen que existe un luchador social que pueda cubrir todos los frentes? ¿Por qué decirle a la gente, a las figuras públicas, en que tienen derecho a creer y en qué no? Derbez no necesita que nadie lo defienda pero empiezo a pensar que nosotros, a nivel colectivo y como sociedad, sí. Si al de enfrente le molesta porque alguien rescate a un perro mientras hay gente con hambre. O que nos angustie un atentado terrorista en Bruselas mientras que aquí hay violencia, entonces NUNCA vamos a resolver nada.

Y si los famosos que sí son valientes para levantar la voz por lo que creen reciben ese tipo de respuestas, ¿entonces que esperamos de nuestro vecino? ¿O de nosotros mismos? Hay mucho que hacer. Y nada se logrará atacando la buena causa de al lado.

¿En serio?

¿Melissa Etheridge no quiso el esperma para tener hijitos genéticos de Brad Pitt? ¿Creerá que ya hay demasiados?


susana.moscatel@milenio.com