Estado fallido

"Hollyweed" y fraude musical

Creo que después de haber pasado tanto tiempo despotricando (con mucha razón) sobre todo lo que se llevó el 2016, es necesario y hasta terapéutico empezar el 2017 con cosas que nos hagan reír.

Como en nuestro país no hay forma de sacarle una sonrisa a nadie que piense en el precio con el que amanecimos en términos de gasolina, mejor vámonos para la que antes era nuestra tierra y nos la quitaron prácticamente segundos antes de que descubrieran que lo que entonces movía la economía, el oro, estaba por todos lados. Oh, California. Qué tiempos aquellos. Pero ayer amaneciste celebrando la legislación, que compartes con Nevada, respecto a la mariguana para usos recreativos con algún activista de la hierba cambiando el letrero emblemático de Hollywood por uno que decía Hollyweed. Viva la mota, ¿no? Veremos qué pasa ahora en términos de control del crimen organizado y la importación ilegal de la tan querida plantita, pero algo queda claro: California, o al menos muchos de sus lugares más emblemáticos, ya huele a mariguana desde hace mucho tiempo. Solo que ahora es legal.

¿Afectará a Hollywood en términos cinematográficos este asunto? ¿Se seguirán haciendo películas, ahora abiertamente, bajo la influencia o los efectos recreativos de esta tan cabildeada sustancia? ¿Será, ahora sí, oficialmente Hollyweed? Una de las curiosidades a descubrir este 2017.

Mariah, la muchedumbre y el pánico escénico

Nadie niega que Mariah Carey es una sobreviviente. De sus relaciones, de sus complicados origines y, sin duda, de cosas que ha hecho como la película Glitter. Pero lo que le pasó en Times Square para recibir el Año Nuevo es terrible por varios motivos. Digamos que quedó peor que cualquier invitado de Siempre en domingo que salía de ahí jurando que había cantado en vivo, cuando todos sabíamos que estaba prohibido.

Yo sí he tenido la pesadilla de que salgo a cantar enfrente de un millón de personas y no me sé la letra. He estado al aire sin comunicación y regreso a la cabina en un complicadísimo enlace en vivo. ¿Se acuerdan las caras de “te voy a asesinar” que Luis Miguel siempre le hace a sus ingenieros de sonido cuando no tiene buen regreso en un concierto? Ahora imaginen eso ante el mundo entero que está viendo cómo cantas antes de que caiga la famosa bola de Swarowsky en Times Square, Nueva York. Solo en las calles aledañas se calcula que había cerca de un millón de personas. Y la mujer, simplemente no pudo cantar. Y cuando trató de detenerse, se escuchó la pista de que lo estaba haciendo con playback.

Terrible, porque Mariah sí canta. Mucho. Por Dios, toda su carrera ha sido demostrarnos como sabe hacer aerobics musicales con su garganta. Pero lo tomó bien y sobrevivió. Esperamos. No queremos otro año como el que se nos acaba de ir.

¿En serio?

¿Tienen que seguir subiendo notas e historias acerca de lo devastado que está el perrito de Carrie Fisher? ¿Me van a dejar adoptarlo o solo quieren hacerme llorar más?  

Twitter: @SusanaMoscatel