Estado fallido

Lo que no se habla del Oscar

Son esas categorías que le rompen la cabeza a los productores de la ceremonia del Oscar. No tanto las técnicas porque para la fortuna de estos cazadores de rating televisivo, ahí es donde aparecen como nominadas películas taquilleras que nunca serían consideradas como los platos fuertes de la noche. Algunos ejemplos: Losguardianes de la galaxia, por Mejor Maquillaje y Peinados, o El Capitán América y El planeta de los simios, por Mejores Efectos Especiales. (Los de Interestelar deben seguir en shock por solo haber hecho ese tipo de aparición en las listas de nominados.

Pero no, las categorías que hacen complicado mantener el interés del público suelen ser, irónicamente, las que tienen las mejores historias. Y es que la realidad supera por mucho a la ficción. ¿Sabían, por ejemplo, que en los nominados a Mejor Documental Largo hay dos películas sobre  dos grandes fotógrafos? Uno de ellos: La sal dela tierra; de hecho es de Wim Wenders (Buenavista Social Club, Pina). Las imágenes son impactantes y hermosas.

Ciudadano 4 es la historia del famoso y controvertido Edward Snowden. ¿Héroe o traidor? Él es el hombre que filtró miles de documentos del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos enterando a la gente de que sus vidas estaban siendo grabadas y revisadas constantemente. Hasta la fecha las repercusiones son noticia de cada día.

Los últimos días de Vietnam nos muestra una escena que ha sido recreada muchas veces en el cine e incluso en el teatro. Cuando las tropas estadunidenses se retiraron del lugar dejaron atrás todo, incluyendo a aquellos locales que los apoyaron (y luego pagaron las consecuencias), a sus mujeres, que habían conocido durante la guerra, y una cantidad alarmante de niños concebidos en ese infierno. La escena es impactante en el musical de Miss Saigón ahora imaginen ver las imágenes de la vida real a estas alturas de la jugada. Siempre me impactan los documentales.

Y por último, Netflix está presente en la ceremonia con Virunga. Un documental acerca de un recinto que supuestamente está protegido para las especies en peligro de extinción, incluyendo a unos impresionantes gorilas que se enfrentan a la guerra civil, la corrupción y, sobre todo, al instinto depredador del ser humano. Una investigación tremenda que muestra cómo intereses particulares pueden destruir para siempre algo que no se puede cuantificar en valor. Pero también muestra la impresionante batalla de un grupo de personajes locales para que subsista el parque nacional. Impresionante.

Esto de meterse de lleno al Oscar es mucho más que la ceremonia. Cuando te das cuenta de cuántas nuevas historias se han apoderado de tu mente y, en ciertos casos, de tu corazón. Más allá de los vestidos, alfombras rojas y los juegos del estrellato, eso es lo que más agradezco año con año de estar metida en este asunto.

¿En serio?

¿Beyoncé sin Photoshop es un escándalo internacional?

susana.moscatel@milenio.com

http://twitter.com/susanamoscatel