Estado fallido

El fin de "los Simpson"

Vivimos en tiempos muy inciertos, pero hay ciertas cosas, al menos en la televisión, que nos daba tranquilidad saber que, de alguna manera u otra, iban a estar ahí. Una de ellas, nos guste o nos revuelva el estómago, siempre fue Chabelo. Pero después de 46 años al aire, pasarse por el pantalón cortito las leyes respecto a lo que no puede anunciar en su programa podría bien significar una batalla final. Ya lo veremos, no lo deseamos, pero no dejamos de impactarnos del cómo el deseo de vender puede más que cualquier otra cosa.

En otros géneros, hay series que pueden durar una eternidad. En Estados Unidos cosas como La ley y el orden y ahora Grey’s Anatomy parece que nunca piensan dejarnos. Pero ahí el truco es matar a uno que otro de los personajes principales cada dos años (en La ley y el orden de verdad se les han muerto) para renovarse.

 Yo no sé si era completamente necesario matar a Brian Griffin, el único ser inteligente de la serie animada de Seth McFarlane Family Guy. Pero entiendo que si había que hacer algo drástico, se les hizo más fácil que fuera el perro el que pagaba el pato. En cuanto a la muerte de Archie, de la que escribíamos la semana pasada, sigo pensando que sacrificaron a uno de los más entrañables personajes de todos los tiempos por dar un mensaje político sesgado. No que no sea importante el control de armas (le disparan por proteger a un amigo que es un político gay), ¿pero de verdad pensaban que ese era el foro correcto para manifestar el asunto?

En fin, todos estos personajes que se supone que son para niños, pero que tienen macabras características de los traumas de los adultos, son los que parecen quedar perpetuamente. Y como no envejecen, ¿pues hay que hacer algo dramático para acabar con los reinos, no? Aunque sea inconscientemente. Para mí que eso está haciendo Chabelo con su actitud y, sin duda, (aunque el mundo de los cómics tiene otras reglas y universos alternos) lo mismo digo de Archie.

 ¡Pero matar a Bart Simpson! (Cómo se lo han atribuido en entrevistas a varios de sus creadores). A ver. ¿Un personaje de Futurama básicamente se roba la trama de Terminator y regresa al pasado para acabar con el pequeño demonio? ¿Cómo para qué? Entiendo que es el primer año en el que no son nominados al Emmy, pero eso es lo que los gringos llaman  jump the shark (brincar el tiburón).

El término viene de la gran serie Happy Days, con el fantástico Henry Winkler mejor conocido como Fonzie, quien en 1977 visitó Los Ángeles y sobre un par de esquíes saltó sobre un tiburón. La trama fue tan absurda y desesperada que todo mundo se dio cuenta lo mal que estaba la situación con los ratings y se quedó para la historia de la televisión.

Así que, por favor, Matt Groening, si piensas seguir haciendo Los Simpson 20 años más, no mates a Bart y luego lo regreses con flashbacks. Es muy poco elegante y de bastante mal gusto. Si ya quieres terminar, entonces ten la misma elegancia de Quino y simplemente deja de dibujarlo.

susana.moscatel@milenio.com