Estado fallido

La eterna "Dama de negro"

Los mejores no hacen escándalos ni tonterías. Hacen su trabajo. Y a veces lo hacen tan bien que hasta se nos puede llegar a olvidar que están en ello. Así como una mujer en escena que puede ser una actriz o nuestra alterada imaginación, La dama de Negro se ha colado a nuestro panorama teatral con tal éxito y naturalidad que a veces solo la sentimos como una oscura, pero placentera compañía.

Solo hasta que llega un mensaje recordándonos que han pasado 20 años desde que se estrenó la obra inglesa, traída aquí por los visionarios Antonio Calvo y Carlos Bracho, junto con todo el talento (además) del director y actor Rafael Perrín, don Germán Robles y la multifacética y apasionada Paty Perrín, es que nos damos cuenta del tamaño de esta historia de éxito que nunca ha hecho más que impactar de la manera correcta: con herramientas del mejor suspenso histriónico del mundo.

Habrá mucho festejo. Y lo merecen. Han pasado por más de 10 teatros, han hecho todo tipo de artilugios para acercarse a los nuevos públicos, han invitado a muchos muy buenos actores y han sobrevivido fuertes sustos reales de salud. Pero ahí siguen los queridos amigos de La dama de negro. Triunfando. Asustando. Confundiendo. Haciendo un teatro tan auténtico, terrorífico y amoroso que lo menos que puedo esperar es que les duren otro 20 más. Yo en lo personal la he visto más de cinco veces y nunca es la misma función que la anterior. Felicidades.

No somos los únicos

Ha sido muy divertido, y espero que muy halagador para Alfonso Cuarón, ver cómo ese patrioterismo tan exacerbado respecto a todo su éxito con Gravity no solo se limita a los mexicanos, que probablemente no lo distingan de El Chicharito. Resulta que hay muchas personas en Estados Unidos proclamando en las redes sociales, blogs y hasta medios serios de comunicación que no entienden por qué los ingleses consideraron la cinta como suya. Bueno, si invertirle y hacer posible que gran parte de ella se filmara ahí no es suficiente, quien sabe cómo se les podrá convencer de los hechos. Pero las respuestas que tuvo que dar el mismo Alfonso han sido de risa loca. Como tener que explicar entre risas que su estatus migratorio en la Gran Bretaña es completamente legal y que por más mexicano que él sea, la cinta… pues es de todos (países, personas, tecnologías) que la trabajaron.

Día importante

¿Reinventará Jimmy Fallon lo que se conoce como el género del Late Night, ahora que acaba de empezar con el emblemático Tonight Show? ¿Es justo lo que le están haciendo las publicaciones al compararlo no con Jay Leno, sino con el legendario Johnny Carson?

¿En serio?

¿El pseudónimo de J.K. Rowling es Robert Galbraith?  

susana.moscatel@milenio.com