Estado fallido

¿¡Qué dijo!?

Siempre es una delicia hablar con Dwayne Johnson, a quien siempre identificaremos como The Rock. Desde los tiempos en que optó por pasar de la lucha libre a la actuación siempre se mostró sencillo y agradecido, pero sobre todo con un gran sentido del humor. Una de las cosas que más me gustan después de ya haber platicado con él en tantas ocasiones a través de tantos años es saber que siempre podrá sorprenderme; aunque ésta, definitivamente, no me la esperaba. Al preguntarle, ¿qué género lo había eludido hasta ahora?, ¿qué le faltaba por hacer en su carrera dentro del entretenimiento (o fuera)?, esto fue lo que comentó el nuevo Hércules.

“Hay dos cosas. Tengo que hacer a un superhéroe de cómic. Y lo voy a hacer en 2015. Va a ser Shazam o Black Adam. Los dos están conectados y aquellos que saben de esto entienden, pero no puedo decir cuál, creo que la gente sabe”, señaló.

Y sí, en efecto, los fans de DC Comics ya están preparados y especulando todo lo que puede pasar el próximo año. Los conocedores están convencidos de que será Black Adam, villano y opositor del Capitán Marvel, de DC (ya lo sé, yo también estoy confundida), pero lo que no me esperaba de ninguna manera fue lo que The Rock me dijo a continuación. “Y la otra cosa que tengo que hacer, tengo que hacer un musical”.

En ese momento el cuarto entero, lleno de publicista, ejecutivos de la distribuidora, camarógrafos y más, rompieron en una sorprendida carcajada. Una servidora simplemente pudo replicar: “¡Sí! Por favor, haz eso. ¡Quiero ver eso!”.

“¿Verdad? Lo que tengo que hacer es un musical. Aunque se rían todos en el cuarto. Pero necesito hacer uno. No sé cuál todavía, pero tengo que estar en el escenario o en una película, pero tiene que ser un musical ya sea en Broadway o en el cine”, dijo.

Una cosa es cierta, Dwayne Johnson es un hombre que no le teme a los retos. Y haga lo que haga, desde Losmiserables hasta Tommy, sé que estaré en primera fila emocionada y felizmente aterrada con lo que pueda suceder cuando se le cumpla el deseo.

Me pregunto…

Si el video mató a la estrella de la radio y YouTube acabó con los videos por televisión, ¿por qué habrá sido Eiza González, una famosa de la televisión, la elegida para representar una generación que no ve la televisión en la televisión?

¡Que alguien me explique!

¿Dónde estaba mi cabeza ayer, que omití destacar el trabajo de investigación y guionismo de mi admirada Ximena Wilkins cuando hablé de Historias engarzadas?

susana.moscatel@milenio.com